Entrevista a Cristina García – artista e ilustradora

Cristina Garcia (conocida online como @thinkrisy) lleva el arte en la sangre.
Desde niña pequeña con un alta sensibilidad, empezó a canalizar sus emociones pintando, lo que la llevo a la carrera de Bellas Artes.
Es esa sensibilidad y vena artística, la que hacen de sus encargos y trabajos algo muy especial, desde el corazón y siempre personalizados para sus clientes. Sus obras hablan por ella.

En esta entrevista, Cristina nos habla del significado del arte para ella, sus dificultades y cómo incentiva a sus hijos en que vean arte en todos los lugares.

¿Por qué el nombre de thinkrisy?

Mi hermano, que es 5 años mayor que yo, solía escuchar un grupo de rock que se llama Thin Lizzy. Desde pequeña lo escuchaba y la verdad que me encantaba, se convirtió en mi grupo favorito. Y dado que mi nombre era demasiado común (Cristina García) y mi complexión delgada, decidí adoptar este nombre

¿Por qué decidiste empezar este negocio?

La necesidad de crear y expresar. Todo empezó al ser madre. Fue un cambio muy drástico en mi vida y coincidió con la muerte de mi madre. Tenía mucho dentro y empecé a ilustrar como una especie de diario que me ayudara a expresar lo que sentía. Me di cuenta de lo que me gustaba y la facilidad con la que lo hacía. Me ayudó a continuar y abrir campo. Con retratos infantiles, sobre todo. 

¿De dónde crees que has sacado la vena artística? ¿Siempre te ha gustado crear cosas?

Desde pequeña me encantaba crear. Me parecía magia. Cualquier cosa era válida para hacer algo bonito, cajas viejas, retales (mi madre era modista) papeles… lo que sea. Mi tía Maite fue un referente. Siempre dibujaba con ella y me encantaba cómo lo hacía. Hoy en día, aunque es mayor, disfrutamos mucho del arte juntas. Es una de las personas que más orgullosa está  de que me dedique a ello.

¿Siempre has sido emprendedora?

No. Y sigo combinando un trabajo con reducción de jornada para poder cuidar de mis hijos con el arte, al que sigo dedicando menos tiempo del que me gustaría, pero sin abandonar ningún encargo. Nunca se me han caído los anillos con el trabajo y, ahora mismo, gracias a que mis hijos van creciendo, puedo combinar todo. Espero que pronto llegue el momento en el que los ingresos del arte sean suficientes para poder vivir de ello exclusivamente y mis hijos estarían súper orgullosos de mí.

¿Alguna experiencia rara o profunda con un cliente?

La más bonita no fue con un cliente, fue con mi hermano. Hace poco creé un logotipo con el que me identificaran. Cada cuadro que entrego lo lleva. El logotipo es un dibujo de una mariposa y un gorrión (mi madre y mi padre, ambos fallecidos).
Mis hijos, mi marido y yo pensamos que mis padres se reencarnaron en estos animales, por experiencias personales que tuvimos con éstos, de esta manera cuando los viéramos en la naturaleza los sentiríamos más cerca.
Cuando mi hermano vio el dibujo en Instagram me llamó inmediatamente. Los había reconocido (nunca lo había hablado con el) y no sólo eso, si no que él, en su mundo interior, llevaba años creyendo lo mismo. Me hizo sentirme muy plena y orgullosa de mi marca.

¿Qué diferencia a tu negocio de la competencia?

Mi punto de mira personal de las cosas. Me califico como introvertida por fuera y extrovertida por dentro. Tengo mucho en el interior. Mis cuadros llevan un trocito de corazón que llega al cliente. 

Todas tenemos días buenos y malos. ¿Cómo es un típico buen día para ti? ¿Como te mantienes motivada durante un mal día?

Un día bueno es cuando veo que reflejo lo que quiero transmitir en el dibujo. Y cuando lo finalizo es….una pasada, como un parto. Algo bonito que he creado con mis manos para hacer feliz a alguien, es muy gratificante.
Un día malo…simplemente no es el día para crear. Me despejo con mis hijos, haciendo deporte o cantando rock y luego vuelta a intentarlo. A veces no son más que momentitos malos. La familia y los amigos son muy importantes.

¿Cómo describirías tu estilo de trabajo al llevar tu negocio?

Constante. Lo más importante para mí es interactuar con el cliente para conocerle mejor y poder ofrecerle eso especial que necesita. 

¿Tus hijos han heredado tu vena artística?

Vaya… Aunque lo intentan. No tienen mucha destreza manual ,pero una gran capacidad comunicativa con el color.

¿Cómo incentivas el arte en tus hijos?

La vida es arte y el arte es vida. Estamos rodeados de arte y quiero que lo vean. Cualquier diseño de un coche, un mueble o un cielo con nubes… todo nos puede valer de inspiración- Y si ya metemos sentimientos el arte se convierte en magia. Magia para el que crea y magia para el que recibe.


Entrevista a Ana Sierra – El corazón de la nutrición

Hoy entrevistamos a Ana Sierra, dietista y psicóloga, fundadora de El corazón de la nutrición, un lugar en el que la nutrición es examinada desde un punto de vista holístico. Tal vez ese sea el factor diferenciador de su consulta: La nutrición personal de cada cliente es valorada, no sólo desde un punto de vista físico, sino también emocional.

Desde su consulta en Almería – con increíbles vistas al mar – Ana realiza un exhaustivo examen a sus clientes (nutricional, físico y emocional), para así juntos encontrar la mejor manera de lleva una vida feliz y saludable.
También nos ofrece una manera de valor desde la cual llevar nuestros días malos.

Ana ¿Qué te hizo lanzarte a abrir tu negocio?

Después de muchos años viendo que una dieta se quedaba corta en ciertas personas, ya que se escapaba el componente emocional, decidí profundizar al acabar de mi carrera de  psicología para poder darle ese punto de vista más holístico, donde el cómo se siente la persona es muy importante. Desde ahí nació mi propio método con la unión de mis dos pasiones, la alimentación saludable y la psicología, con el fin de poder conseguir un mayor bienestar de la persona de forma íntegra.

¿Por qué el nombre El corazón de la nutrición?

Para mi el corazón de la nutrición va mucho más allá de un simple nombre.
Elegí este nombre, porque para mi no hay mayor trabajo en una persona que aquel que se realiza desde el corazón, donde el amor y el respeto son la clave. El corazón de la nutrición es precisamente eso; abarcar la alimentación desde un punto de vista más holístico, donde la alimentación saludable y lo emocional forman un todo. A través de ese todo, conseguir tener cada día una mejor calidad de vida en todos los sentidos con unos adecuados hábitos de vida saludable de forma sana y con el tiempo necesario para cada uno/a.

¿Qué es lo que más te gusta de las relaciones con tus clientes?

Cada una de las experiencias vividas con cada paciente me ha enseñado algo y me ha hecho ir creciendo mucho tanto a nivel profesional como personal. Pero si tengo que destacar algo es la bonita conexión que se crea en consulta y poder verlos avanzar tan bien en sus vidas de forma sana y feliz, eso me llena muchísimo.

Montar un negocio no es tarea fácil, menos aún si es físico y encima en plena pandemia ¿Cuáles han sido las mayores dificultades con las que te has topado?

Sobre todo mi principal barrera ha sido a nivel económico, ya que el hecho de emprender sola, en mitad de una pandemia, y en la situación de paro que me encontraba. Fue bastante difícil emprender con un nuevo local, sobre todo porque eran demasiados gastos y más con un nuevo método que la gente no conocía.
A nivel de redes sociales también ha sido una barrera para mí. No conocía mucho ese mundo y he tenido que ir aprendiendo sobre la marcha y en ello sigo. Poco a poco voy mejorando y conociendo otros aspectos de  ese mundo digital y me va ayudando bastante a que la gente vaya conociendo este nueva forma de ver la alimentación.

¿Cuáles son tus objetivos actuales a nivel empresarial?

Mi objetivo actual es que cada vez más se conozca mi forma de trabajar, y que la gente vea que es posible tener una relación sana con la comida y con uno/a mismo/a, llegar a más público para poder ayudarles a mejorar su vida y tener una mejor calidad de vida.

¿Con qué típico consejo emprendedor no estás nada de acuerdo? ¿Por qué?

Sobre todo con el típico mensaje de que con esfuerzo y sacrificio todo se puede. Creo que no hace falta sacrificarse, sino simplemente tener la paciencia necesaria para ir aprendiendo de cada una de las etapas que vas viviendo o la dificultades que se presenten e ir aprendiendo de ellas. Cuando uno quiere algo, siempre encontrará la manera de sacarlo adelante Es más cuestión de actitud y de ver qué opciones hay para ir creciendo o mejorando en ese aspecto y conseguir aquello que se desea.

Todas tenemos días buenos y malos ¿Cómo te mantienes motivada durante un mal día?

Buenísima pregunta. Todos tenemos días buenos y malos, lo importante es qué decido hacer con aquello que me pasa.
Todos sabemos llevar bien un “buen día” pero lo difícil está en un mal día por ello me gustaría hablaros sobre eso.
Cada vez que tengo un mal día, lo primero que hago es permitirme tener un mal día y decirme que no pasa nada; y lo segundo es escucharme para ver qué necesito para acompañarme en ese momento, ya algo me está indicando que necesita mejorar o cambiar en mi vida para sentirme de forma más saludable. No es cuestión de castigarse, sino de acompañarse y decidir cuál es la emoción que elijo para vivir el resto del día, porque como seres emocionales tenemos infinitas emociones durante un día y siempre habrá algo por lo que sonreír y hacer que sea un día especial.
La verdad es que gusta mucho tener días buenos, pero los malos normalmente nos enseñan algo diferente sobre nosotros y nos ayudan a aprender mucho sobre ello y poder mejorar esa situación que me hace sentir “mal”. Es importante enfocarse en las motivaciones que nos hacen vivir una vida mejor cada día.

¿De qué logro estás más orgullosa? 

Sobre todo de haber tenido la valentía de emprender sola en un momento tan difícil de pandemia por COVID-19 y seguir aquí cada día, mejorando mi trabajo y dando un mejor servicio en todos los sentidos.

Y para terminar, hablemos un poco de la vida en familia ¿Cuál es vuestra actividad favorita para pasar tiempo de calidad en familia?

Nos encanta desconectar en la naturaleza y pasar tiempo en familia en entornos así, donde poder desconectar para volver a conectar con la vida diaria de una forma más saludable. Pasear por la naturaleza sin conexiones móviles nos apasiona y nos ayuda a estar más en calma y conectados.
También nos encanta cocinar en familia recetas diferentes en un horno de piedra que tenemos y recolectar frutas y verduras de nuestro huerto ecológico.

Si te apetece contactar con Ana, pero no vives en Almería, tienes la posibilidad de contactarla por email: anadietasana@gmail.com
Aunque un estudio presencial es ideal, su ayuda a distancia es igualmente recomendable!

Para todas las mamprendedoras que la contacten, Ana ofrece un 20% de descuento para la primera consulta.