6 hábitos fáciles que mejoran tu productividad

Cuando estás empezando a hacer crecer tu negocio, tu productividad es uno de los factores más importantes. Una buena productividad te hace obtener más logros en un tiempo limitado, mientras que si tu productividad no es buena, puedes estar sentada frente al ordenador horas y aún así no haber conseguido nada.

Obviamente el principal factor hacia una buena productividad es tu estado mental, pues si mentalmente no estás centrada en tus objetivos primordiales, difícilmente podrás obtenerlos.

Hoy hablamos de 6 hábitos fáciles que te ayudan a mejorar tu productividad, para que te negocio pueda crecer como se merece.

Ten claros los objetivos

Varias veces hemos hablado de la importancia de establecer los objetivos. Si los objetivos no los tenemos bien definidos, será difícil establecer las prioridades correctamente. Por el contrario, si conoces tus objetivos a largo, medio y corto plazo a la perfección, el camino ya lo tienes pavimentado y no tienes que perder energía en mirar por dónde ir.

La organización es la reina

La clave más importante para ser productiva es estar organizada. Lo es para cualquier emprendedora, más aún para una mamprendedora, pues nuestro trabajo y nuestra carga mental no se limita exclusivamente a la empresa.

¿Qué es lo primero para organizarse? Tener claros los objetivos.
Así que, ahora que los objetivos los tienes más que claros, hazte con una agenda organizadora. Puedes elegir una manual o electrónica, o incluso ambas.

Es importante que tengas tu lista de tareas bien visible y organizada por prioridad. Establece las tareas de cada día de la semana y el objetivo primordial para cada día.

Si estás bien organizada, no perderás tiempo pensando o diciendo en lo siguiente que debes hacer.
También es importante que no te olvides de la lista de tareas invisible, pues esta puede comerse gran parte tu tiempo sin darte cuenta.

Elimina las distracciones

Lo sabemos, entre smartphones, niños, redes sociales y el repartidor de paquetes de Amazon es difícil no distraerse.
Pero para finalizar una tarea de la manera más productiva, es importante que estés únicamente concentrada en ella, sin ningún tipo de distracciones.

Crea bloques de trabajo de 45 minutos, por ejemplo, en el que te centrarás en algo concreto. Durante esos 45 minutos, pone el móvil en “no molestar”, cierra todas las pestañas del navegador y evita que te molesten.

Crea una rutina

Las personas más exitosas tienen algo en común: Una rutina arraigada para todos los días.

Lo bueno de tener una rutina es que evitas la pérdida de tiempo y de carga mental en pensar qué hacer en qué momento, pues lo que vas a hacer ya lo sabes de antemano.

Muy importante también es tener una rutina matutina que te ayuda a empezar bien el día. Las personas con una buena rutina matutina suelen ser más felices y productivas que aquellas que no la tienen.

Establece tus rutinas y siéntate los domingos con tu agenda planificadora para planificar tu semana.

Mantente sana

Una buena salud es tu mayor aliada para mantenerte productiva y optimista ante tus retos.
Esto implica: comer sano y saludable, hacer ejercicio y dormir bien.

Realmente eres lo que comes. Una alimentación saludable, no solo mantiene tu cuerpo sano, sino que también ofrece a tu cerebro los nutrientes necesarios para concentrarse con facilidad. Si comes mal, tu cuerpo puede caer enfermo antes y tu cerebro trabajará peor.

En cuanto al ejercicio y el sueño, a parte de mejorar tu sistema inmunológico y mantenerte sana, también ayudan a tu cerebro. Es más, con ejercicio, también liberas las hormonas necesarias para mantenerte de buen humor y positiva, algo que siempre ayuda a la hora de llevar un negocio.

Ten tiempo para ti

Desconectar es tan importante como la alimentación saludable y el sueño.
Como mamprendedora siempre estás en marcha: el negocio, los niños, el colegio, la comida….

Establece en tu agenda momentos o algún día en los que puedas relajarte y estar contigo misma para poder desconectar de TODO.
Desconectar y relajarte a menuda te ayudará a estar más hábil y mejorará tu productividad.

Algunas cosas que puedes probar son la meditación diaria, paseos en la naturaleza o incluso un día en el spa.

¿Tienes alguna otra manera de mejorar tu productividad?
Compártela con nosotras en los comentarios.


Software que puede ayudar a tu negocio

Llevar un negocio es duro. Cuesta tiempo y esfuerzo y no siempre lo podemos hacer todo.
Afortunadamente, la tecnología está aquí para ayudar.

Hemos revisado 4 herramientas de software que nos han parecido muy útiles y que podrían ayudarte con tu negocio, dependiendo de tus necesidades.
¿Preparada?

Salesmate

Salesmate es un sistema de CRM (gestión de relación con los clientes) especialmente bueno en optimizar conversiones y evitar carritos de la compra abandonados.

Esto se debe a que este programa no analiza absolutamente todo y de ahí te permite gestionar campañas optimizadas. Si quieres tener una visibilidad clara y absoluta sobre tus ventas, visitas etc…. y usar todos esos datos para optimizar la relación con posibles clientes, este es tu programa.

Lightspeed

Si tienes un restaurante o cafetería, o cualquier tipo de tienda física, este es tu software.

Se trata de una herramienta creada para el punto de venta que te permite optimizar tu tiempo y recursos en tu restaurantes.
La herramienta, por ejemplo, permite que tus clientes pidan la comida y paguen desde su mesa cómodamente, el pago sin contacto, mejorar el espacio de tu restaurante analizando el plano del lugar o servir a más clientes en menos tiempo.

El precio de este software es bastante atractivo y puedes elegir entre pagos mensuales o anuales.

Canva

¡Adoramos Canva!
La mejor herramienta para crear todo tipo de diseños fantásticos fácilmente, por muy poco que sepas de diseño gráfico.

Canva te permite crear todo tipo de material para diferentes canales: YouTube, Instagram, Web…. Y lo mejor de todo es que la versión básica es completamente gratis.

WIX

Wix es el Canva de las páginas web.

Si estás empezando tu negocio y no tienes la habilidad de hacer webs, pero tampoco los recursos para contratar a alguien, bloquéate unas horas y siéntate con Wix.

Te ofrece muchos bocetos para crear una página web profesional, con la posibilidad de insertar los enlaces a tus redes sociales y un formulario de contacto.


El negocio de las suscripciones ¿Algo para tu negocio?

Lejos están los tiempos en los que las suscripciones se limitaban al gimnasio o el círculo de libro.
Gracias a la tecnología, las suscripciones han dado un despegue inimaginable, convirtiéndose en un negocio rentable para muchos negocios.
Hoy en día, son pocas las personas que no estén suscritas a algún tipo de suscripción: Membresía de Amazon Prime, Netflix, Spotify, Glossybox… Están por todos lados y siguen creciendo.

A lo mejor te has preguntado si este método podría ser otra línea de ingresos para tu negocio existente.
En este artículo hablamos de los tipos de negocios de suscripción, los pros y contras y cómo poder llevarlos a cabo.

Tipos de suscripciones online

En el mundo online, generalmente existen tres tipos de suscripciones: suscripción a productos de consumo recurrente, suscripción a productos especiales y suscripciones de acceso.

Suscripciones a productos de consumo recurrente

Este tipo de suscripciones son populares porque ofrecen facilidades en tu día a día. Se trata de suscripciones a productos que usas de manera diaria, por ejemplo jabón, cuchillas para afeitar, desodorante, detergente…..
En vez de ir a comprarlo tú misma cuando te hace falta, tu suscripción se hace cargo de ello.

El mejor ejemplo de este tipo de suscripciones es, sin lugar a duda, The Dollar Shave Club.
Dirigido a hombres (tal vez por eso no los conoces), se hicieron virales por su increíble campaña de marketing online y domina el mundo de la suscripción de cuchillas de afeitar para hombre.

Suscripciones a productos especiales

Son las que empezaron la moda de las suscripciones y son altamente populares. Se trata de cajas que recibes, generalmente cada mes, con productos especializados, como por ejemplo, productos cosméticos (Birch Box), alimentos y recetas para prepararlos (HelloFresh) etc…

Suscripciones de acceso

Se trata de suscripciones que te ofrecen acceso a contenido que de otra manera no podrías disfrutar. Las más comunes son Netflix o Spotify. En el caso de Amazon Prime, la suscripción de da acceso a contenido visual (Prime Video), pero también a envíos gratuitos para tus compras etc.

Los beneficios de ofrecer un servicio de suscripción

Este tipo de servicios no se ha hecho tan popular en vano. Ofrecer servicios de suscripción viene con muchos beneficios, siendo los ingresos recurrentes el más importante. Y es que mientras que en un negocio normal, es difícil incentivar una siguiente compra, en un modelo de suscripción sabes que cada mes tu cliente va a realizar el pago.

Esto te permite también poder realizar pronósticos más seguros, pues tienes mejor visibilidad de los ingresos que van a ir entrando en los próximos meses.

Otros beneficios de los servicios de suscripción es que ayudan a crear comunidades más fuertes, lo cual fortalece tu marca. Una comunidad fuerte y recurrente, hace que sea más fácil incentivar compras de otros productos y también incita a otros consumidores a convertirse en clientes.

Posibles problemas en un negocio de suscripción

También los negocios de suscripción tienen su parte problemática. La más obvia es que hay que poner más esfuerzo en la relación recurrente con los clientes. Al fin y al cabo, una comunidad es algo vivo que hay que mantener.
Pero hay otros problemas como invertir en que la tecnología que te permite la suscripción esté al día y no falle, un trabajo creativo continuo para poder diferenciarse de otros servicios de suscripción (y que son la razón por la cual tus clientes mantienen dicha suscripción) y la necesidad de mantener un excelente servicio al cliente. (Si te pago todos los meses, espero que me prestes atención si tengo un problema)

Consejos para un negocio de suscripción exitoso

Lo más importante en este tipo de negocio es que conozcas a tus clientes todo lo posible. Es la base que mantiene este negocio vivo.

1. Analiza los datos de manera continua

Nunca nos cansaremos de decirlo, el análisis de datos es fundamental para cualquier negocio y aquí son especialmente importantes. Los datos que te ofrece un negocio de suscripción son claves para poder seguir creciendo con éxito. ¿Cuáles son tus KPIs? Algunas métricas importantes a tener en cuenta aquí serían la pérdida de clientes, el coste de adquisición por cliente o el valor de tiempo de vida del consumidor.

2. Asegúrate de que usas la plataforma de e-commerce correcta

La tecnología es clave en este tipo de negocios, ya que un sistema de suscripción es puramente automático. Por lo tanto es importante que uses la plataforma correcta para ello.
Primero sé consciente de todos los detalles de tu negocio ¿Es omni-canal? ¿Es un servicio básico? De ahí, investiga qué plataformas existen y cuál se ajusta mejor a tus necesidades: Big Commerce, Shopify, WordPress….

3. Incentiva la auto-renovación de pagos

Primero, la plataforma de pago debe de ser segura y fiable. Si algo no funciona, los pagos no se llevarán a cabo. Esto creará frustración para el cliente y pérdida de ingresos para ti.

Una vez tengas clara tu plataforma de pago, incentiva la auto-renovación de pago de todas las maneras posibles. Ofrece diferentes formas de pago (no quieres perder a un cliente porque le ha caducado la tarjeta de crédito). A lo mejor incluso te interesa ofrecer un paquete de pago anual. Este sale algo más barato que el pago mes a mes y te asegura una entrada de ingresos de golpe y el mantenimiento más largo de ese cliente.

Si crees que un modelo de suscripción se alinea con tu negocio ¡Pruébalo!
Pero ten en cuenta que esto conlleva la creación de relaciones más profundas y duraderas.


La importancia de escalar tu negocio y la mejor manera de hacerlo

Tienes un buen producto o servicio, te has lanzado con éste en el mundo mamprendedor y has empezado a crear tus primeros clientes y generar tus primeros ingresos ¿Y ahora?

Muchas mamprendedoras se lanzan a crear su negocio, pero pasado un tiempo siente que se han quedado “atascadas”. El nivel de ventas sigue más o menos igual, a pesar de los esfuerzos, y con ello también el nivel de los ingresos.
Generalmente un negocio se crea con la idea de que crezca. Si crece según tus necesidades, genial. Pero si no lo hace, es momento de preguntarse si tu negocio es escalable.

¿A qué nos referimos con la escalabilidad de un negocio?

Cuando hablamos de escalar un negocio, hablamos de la posibilidad de generar y vender más producto de manera viable, factible y económica. Por ejemplo, si tu negocio se trata de vender camisetas que haces tú misma a mano, no es escalable. ¿Por qué, porque tu tiempo y el número de camisetas que puedes hacer en un día es limitado? Por lo tanto, los ingresos que puedes generar, también están limitados. Están limitados justo a ese tiempo y ese número de camisetas que puedes hacer en un día.
Puedes contratar a alguien que haga camisetas contigo, pero los números se mantienen. A esa persona hay que pagarle un sueldo y también su tiempo y número de camisetas que puede crear en un día son limitados. Así que el crecimiento será limitado también.

No es necesario que el negocio sea escalable – importan tus objetivos

No te asustes, eso no significa que un negocio siempre tenga que ser escalable.
Lo que más importa aquí son tus objetivos. ¿Qué objetivos tienes para tu empresa? ¿Quieres generar 200.000€ al año? ¿2 millones? ¿10 millones?
Dependiendo de los objetivos que tengas para tu empresa, la escalabilidad de ésta será o no necesaria.
Si tu idea es generar 100.000€ al año, importa menos si tu negocio es escalable. Pero si tu objetivo ronda los millones, entonces la escalabilidad es necesaria.
Por eso, primero ten muy claros los objetivos.

Cómo escalar tu negocio

Antes que nada, descubre dónde están tus debilidades. Si pasas de vender de 10 mil unidades a 100 mil ¿dónde puedes fallar?
Podría fallar la tecnología (se cae la web, deja de funcionar el sistema de pago), a lo mejor tus operaciones aún no están fuertes como para generar más transacciones, o igual incluso tus proveedores pueden fallar.
Determina dónde están las debilidades y trabaja en ellas.

Invierte en tecnología y en un gran equipo. La mejor forma de asegurarte de que todo vaya rodado, es invirtiendo en tecnología que facilite tus procesos con el mínimo número de fallos posible. Asimismo, sola no lo puedes hacer todo. Asegúrate de tener un equipo estupendo, que actúa siempre acorde a los valores de tu empresa y cuídalo.

Investiga a la competencia. Examina cómo negocios similares al tuyo han logrado escalar y crecer. ¿Qué es lo que puedes aplicar tu también?

Finalmente, pide ayuda. Un mentor o coach que hay pasado por lo que vas a pasar tú puede ser una ayuda invaluable y dar consejo en los momentos más difíciles.


Hacer resaltar tu marca de moda en un mercado saturado

Internet ha permitido que cualquier persona con ganas pueda abrir su propio negocio.
La moda ha sido el mercado que más ha crecido en los últimos años y se estima que para el año 2025 moverán una suma de 285 mil milllones de dólares.
La cara oscura de esto es un mercado ultra saturado, en el cual es cada vez más difícil hacer resaltar tu propio marca para ser capaz de generar suficientes beneficios.

Tal vez la mayor característica del mundo de la moda es justamente la competencia. Desde grandes empresas como Zara, H&M o ASOS (el cual opera exclusivamente online), hasta marcas más pequeñas creadas por emprendedoras como tú, que intentan hacerse un hueco en este mercado.

Lo que queda muy clara al mirar los números, es que el mercado de la moda ha hecho una movimiento radical hacia el mundo online en general y al móvil en concreto. En una encuesta liderada por Google, el 60% de los consumidores reclamaban más facilidades para poder comprar desde el móvil. Empresas como ASOS, de hecho, generan la gran mayoría de sus ventas a través de su app y no desde su página web.

Otro factor importante que está transformando este mercado, es el de la sostenibilidad y la moda ética.
La moda es uno de los mercados más grandes en el planeta, pero también uno de los que más críticas genera. Afortunadamente, cada vez son más los consumidores conscientes del problema que la moda rápida genera tanto a nivel ecológico, como a nivel humanitario.

¿Cómo hacer para que tu marca de moda resalte?

Teniendo en cuenta todos los factores que afectan al mercado de la moda hoy en día, tenemos 8 recomendaciones para darle visibilidad a tu marca de moda y así poder incrementar tus ventas:

1. Ten tu público objetivo claramente definido

Este paso es básico -y necesario- en cualquier negocio, pero se hace especialmente necesario en el mercado de la moda. La razón es simple, estamos hablando un mercado dirigido a básicamente todo el mundo. Desde niños, hasta gente mayor, la moda se dirige a todos. Si tus esfuerzos acaban llegando al público erróneo, va a ser una pérdida de tiempo, dinero y posibilidades.

Por eso, ten muy claro quién o quiénes son tu público objetivo y de ahí empieza a crear tus esfuerzos de comunicación.
Tu público objetivo también es el comienzo para generar tu USP, vale la pena invertir tiempo en esto.

2. Ofrece diferentes canales de venta

Como hemos mencionado al principio del artículo, la tendencia va hacia la compra online, por lo que tu tienda web es hoy en día ya una necesidad. Si no tienes una tienda online, pierdes múltiples oportunidades de venta, pero también de generar visibilidad y posicionamiento para tu marca. Al fin y al cabo, para que una marca resalte, debe de tener unas características claras y bien determinadas. Tu página web es lo que establece la personalidad de tu marca y lo que te ayuda a aumentar su visibilidad.

Sin embargo, también hemos mencionado el empuje que están teniendo las ventas en el móvil. Con esto no solamente nos referimos a una versión móvil de tu web, sino a la posibilidad de vender en otros canales que generalmente son visitados a través del móvil. Por ejemplo, puedes tener tu tienda online y al mismo tiempo permitir ventas directas a través de Instagram.

Asegúrate de qué plataformas son las favoritas de tu público objetivo a través de un estudio de mercado y usa esas plataformas para vender tu marca de moda.

3. Crea una experiencia de compra omnicanal

Las tendencias de compra de los consumidores hablan todas a favor de un uso holístico de ventas omnicanal. Incluso consumidores en tiendas físicas suelen usar el móvil para contrastar precios o enviar el producto a amigos.

Una experiencia de compra omnicanal ofrece diversos puntos de contacto con el consumidor, todos ellos interconectados con fluidez. Un ejemplo de experiencia de compra omnicanal es comprar online, pero recoger en tienda física.

Hoy en día existen ya muchas herramientas que te permiten crear ventas omnicanal de manera fácil y sin grandes costes.

4. Tu imagen de marca debe de ser consistente

Tu marca lo es todo. Una marca es como una persona, tiene su propia personalidad y comunica ciertas características. Un buen cuidado de tu marca es lo diferenciará el nivel de éxito que puedas tener.

La consistencia con todo lo relacionado a tu marca es clave. ¿Se te haría raro que Louis Vuitton o Gucci se pusieran a vender chanclas de paya feas a 10€? Claro que sí, porque eso no sería consistente con su marca. De la misma manera que Nike nunca haría un anuncio con una persona con sobrepeso viendo la tele, comiendo papas, mientras lleva puestos sus zapatos.

Especialmente si optas por una experiencia de comprar omnicanal y tus consumidores tienen diferentes puntos de contacto con tu marca, debes asegurarte de que el código visual y el tono de tu marca sean consistentes a lo largo de todo el proceso. Un estudio reveló que la consistencia de marca aumenta las ventas un 33%. ¿ Quién no va a querer eso?

5. Préstale atención a la responsabilidad social

Como hemos mencionado al principio del artículo, cada vez más son los consumidores que le prestan atención a la responsabilidad social de una marca de moda. La huella de carbono o el trato humano a los trabajadores en fábrica es algo que enfada, y con razón, cada vez a más gente. Cada año hay críticas sociales contra marcas de moda rápida por su poca responsabilidad social y grandes marcas como ZARA o Primark se han visto afectadas por ello.

Otro ámbito de la responsabilidad social, es la de tener en mente a gente de todas las tallas y razas, algo que se ve cada vez más en las imágenes de publicidad de grandes marcas (aunque aún no lo suficiente).

Decide qué valores de responsabilidad tiene tu marca y comunícalos a tu público. La moda rápida cada vez es menos atractiva para los consumidores.

6. Sé auténtica y comunica tus valores

Tener unos valores concretos en los que la marca cree fielmente y los cuales practica es la mejor manera de ganarse los corazones de los consumidores.
Usa la página de “SOBRE NOSOTROS” en todo sus esplendor. Específica la misión y visión de tu marca, sus valores y comunica a menudo cómo los pone en práctica. ¿Tu marca se preocupa por el medio ambiente y por eso solo produce localmente y done un porcentaje a WWF? Dilo. ¿Tu marca se preocupa por los derechos de las mujeres y dona a fundaciones para mujeres necesitadas? Dilo.

Lo importante es que tu marca represente algo y no se calle a la hora de comunicarlo.

7. Que tu marca cuente una historia

Esto es básicamente la continuación del punto anterior. Con los valores y la visión de tu marca y todo lo que esto conlleva, cuenta una historia. ¿Creaste tu marca como mamá soltera y ahora te esfuerzas en ayudar a este sector? Crea una historia alrededor de esto.

El storytelling es una herramienta muy potente en el mundo del marketing. Úsala y el corazón de los consumidores será tuyo para siempre.

8. Mantén calidad de producto

Cualquier esfuerzo en la identidad de tu marca va a ser en balde, si la calidad de tus productos deja mucho que desear. Escoge bien a tus proveedores y fabricantes, prueba tus productos primero…. Por muy genial que se tu marca, si el producto se rompe al primer uso, pierde el color o simplemente es de pésima calidad, eso será lo primero que se asociará a tu marca, hasta que dejes de tener clientes.

Dale importancia a la calidad y usa todo el feedback que te den tus clientes para mejorar.


4 consejos para vender más por Instagram

Instagram se ha convertido en la red social por defecto, pero desde hace unos pocos años que es más que eso. Instagram también es una plataforma a través de la cual puedes vender tus productos o servicios sin necesidad de que se salga de la app. Instagram ha logrado convertirse así en una de las tiendas online con más consumidores potenciales del mundo.

Si tienes una tienda online y aún no vendes a través de Instagram, este es el momento de hacerlo. Si ya vendes a través de Instagram y quieres incrementar las ventas, aquí te dejamos 4 consejos que pueden ayudarte.

Usa los tags de producto

Cada mes, más de 150 millones de usuarios cliquean en un tag de producto. Las etiquetas de producto deben de ser tu actividad base para tus productos en Instagram. Es la manera en la que los usuarios sabrán más de ti y de tu producto y se animarán a la compra.

Los tags también se pueden añadir a las historias y reels, así que no hay excusa! Es más, Facebook recomiendo subir material con etiquetas de productos al menos 5 veces al mes.

Mantén tu catálogo al día

Necesitas el catálogo para poder usar etiquetas de producto y para poder vender. Lo más importante es pensar en la experiencia del usuario, así que manténlo al día. Elimina productos que ya están agotados, mantén los mismos nombres y descripción que en tu página web, cuida la información de tallas y colores…

Cuántas más fotos y vídeos muestres de un producto, más posibilidades tienes de conversión.

Crea llamadas a la acción

El hecho de que se pueda comprar directamente desde tu perfil de Instagram es una gran ventaja. Usa llamadas a la acción claras y directas que inciten a la compra. Asímismo, deja muy claro en tu perfil que los productos se pueden adquirir directamente desde ahí.

Planifica tus posts

En general es recomendable que tengas toda tu estrategia en redes sociales planificada, pero aquí hacemos mayor hincapié.
Estudia en los insights cuándo tu público objetivo está online y planea estratégicamente qué productos vas a enseñar cuándo. Por ejemplo, si tienes vestidos de fiesta, puedes mostrarlos unas 3 semanas antes de nochevieja en horario nocturno.


4 lecciones de negocio que podemos aprender de niños pequeños

Probablemente cuando ves niño pequeños, o incluso a tus propios hijos, lo último que piensas es que te pueden enseñar cosas. Especialmente cosas relacionadas con el mundo de los negocios. Pero las hay.

Fíjate bien en esos pequeños monstruitos destructores, porque tenemos mucho que aprender de ellos…

No aceptes un “no” como respuesta

Como padres no nos gustan las pataletas. Nos ponen en ridículos, nos sacan de quicio y….bueno, las pataletas son horribles. Pero, seamos sinceras, es admirable esa capacidad y fuerza de querer imponer tus deseos.

Imagínate que cada vez que dices “no”, el niño dice “vale” y se va a jugar con algo. Qué triste ¿no?
Sería práctico para nosotros, pero ¿ya no tiene voluntad propia? ¿Eso significa que va a dejarse llevar por otras personas constantemente?

Obviamente no te estamos diciendo que tengas una pataleta cuando un cliente o proveedor te dice que “no”, pero no siempre tienes que aceptarlo como algo final. Busca otras maneras de hacer cambiar la respuesta. Sigue intentándolo. Inténtalo con el mismo ímpetu que un niño pequeño que quiere un juguete nuevo.

Aprende a trabajar sola y en equipo

Es admirable como un niño puede jugar con su juguete favorito a solas durante un largo tiempo, pero si aparece otro niño, pueden cambiar al juego y jugar juntos tan contentos. Su capacidad de adaptarse al juego a solas y al juego con otros es increíble.

Lo mismo ocurre en el trabajo. Como emprendedora, a menudo vas a tener que trabajar a solas. A medida de crece tu negocio, habrá partes que tendrás que compartir con otros. Sé igual de flexible que un niño a la hora de trabajar. Tanto el trabajo a solas, como el trabajo en equipo tienen sus partes buenas y sus partes malas. Con un poco de flexibilidad, podrás sacarle el beneficio a ambas.

Está bien llorar, mientras sigas siendo persistente

Llorar es bueno. Díselo a un niño. Según los estudios, lo mejor que puedes hacer cuando un niño llora, es confortarle, pero dejarle llorar.

La vida mamprendedora no es fácil y a veces hay cosas que salen mal. ¿te has fijado cuando un infante prueba pro primera vez un juego de habilidad? No le sale bien enseguida y llora, a menudo de frustración, pero nunca desiste. Lo mismo cuando aprenden a andar. Se caen, se hacen daño, pero siempre siguen intentándolo.

Obviamente no te vas a poner a llorar delante de tus clientes, pero puedes llorar, gritar, frustrarte, darte una pausa…..siempre que quieras. Deja salir todos los sentimientos como necesites, pero no te rindas. Una vez has llorado o gritado lo que necesitabas, vuelve a ello.

La persistencia que tienen todos los niños pequeños es envidiable y algo que deberíamos tomarnos a ejemplo todas nosotras. Al fin y al cabo, el camino del aprendizaje es largo y con obstáculos, pero si se sigue andando, siempre se llega a la meta.

Nunca dejes de explorar

Los niños en general y los niños pequeños en concreto, son exploradores por naturaleza.
Nos bombardean la cabeza con millones de ¿Por qués?, lo miran todo como si fuesen científicos investigando un agujero negro por primera vez, TODO les interesa…. Y si les dejas teorizar, siempre encuentra teorías graciosas o creativas de por qué pasa algo.

Lo mejor que podemos hacer como adultos en general y como empresarias en concreto, es no perder nunca ese espíritu explorador. Al fin y al cabo, así que como se han creado las mayores invenciones de nuestros tiempos: preguntando y probando cosas nuevas.

Interésate por todo, pregunta ¿Por qué? mil veces hasta que llegues a una conclusión que aporte ayuda. Mira el mundo con ojos nuevos y encuentra nuevas maneras de hacer algo. Un nuevo producto, una nueva manera de enfocar tu marketing…. en realidad, no hay límite.


6 maneras de incrementar tus ingresos

El objetivo en cualquier empresa es incrementar los ingresos y, por tanto, sus beneficios año a año. Algo muy obvio en teoría, pero menos fácil de hacer, sobre todo si eres una pequeña empresa.

Por ejemplo, Starbucks, creó una app con la cual sus clientes podían hacer su pedido sin necesidad de hacer cola primero. Desde la introducción de esa app, los ingresos de Starbucks crecieron un 15% cada trimestre desde entonces. ¿Por qué? Porque les ofrecieron una beneficio y una facilidad a su base de clientes existentes.

Este ejemplo sirve como muestra de que se pueden encontrar maneras de incrementar los ingresos y beneficios.
Cada negocio es un mundo, pero aquí te mostramos 5 maneras generales de poder incrementar esos ingresos.

Conoce y entiende tus objetivos (o ponte en la piel de tus clientes)

Esto parece obvio y sin embargo muchos negocios no lo hacen.
Como ejemplo, este comic de The Oatmeal los explica perfectamente bien:

Lo que buscamos en la web de un restaurante es el menú, los especiales como happy hour etc., la dirección con link a Google Maps, un sistema de reservas que funciones y las horas de funcionamiento.
En cambio, muchísimos restaurantes tienen una web con imágenes que cargan lento y no interesan, un texto del dueño que nadie lee, una dirección que ni siguiera permita copia y pega y con suerte un menú que hay que descargarse en pdf.

Ten bien claros tus objetivos y de ahí la manera de obtenerlos. Si tus objetivos son que gente vaya a tu tienda física, la dirección y el link a Google Maps deben de ser prioridad y no tenerlo ocultado en la web.

Ponte en la piel de tus clientes.

Céntrate en tu base de clientes

Es más fácil y baratos incentivar la compra en clientes existentes, que encontrar clientes nuevos. Para ser más exactos, conseguir un cliente nuevo cuesta 5 veces más.
Así que ponle más esfuerzos en centrarte en tus base de clientes.

Ofréceles regalos o descuentos para agradecer tu lealtad, Lo importante es que sientan que son importantes para ti y que estás agradecida de que te hayan comprado. Eso reforzará su lealtad e incentivará a más compras.

Incentiva el boca-oreja

El boca-oreja es una de las formas de publicidad más fiables que existen. Normal, al fin y al cabo, si tu vecino te está recomendando algo, es porque está convencido de que es bueno, no porque vaya a ganar dinero si tú también lo compras.

Los beneficios para clientes existentes son un buen comienzo también para generar boca-oreja, pero también puedes hacer acciones en las redes sociales o usar social proof en tu página web.

Siguiendo el ejemplo del restaurante, puedes incentivar a la gente a postear en las redes sociales su comida con un hashtag concreto durante una semana y al final de la semana alguien ganará una comida gratis. Con esto generas a cientos de personas compartiendo entre sus conocidos y seguidores que comen en tu restaurante y que les gusta.

Analiza tu página web

¿Sabías que un solo segundo de demora en la carga de tu página baja la conversión a venta un 25%?

Todo, absolutamente todo, tiene un efecto en las conversiones. Por lo tanto, revisa tu presencia online a menudo. Revisa si carga bien la web, si se puede ver bien en la versión móvil, si cargan las imágenes…..

Al fin de cuentas, es una pena perder conversiones solo por una mala experiencia de usuario ¿no?

Ofrece descuentos

Si la estrategia de los descuentos está bien hecha, puede aumentar tu base de clientes, así como los beneficios.

Hay diferentes manera de ofrecer descuentos o cupones, así como diferentes maneras de anunciarlo. Piensa en una campaña de descuento creativa y atractiva. Eso sí, no lo hagas demasiado a menudo. La clave está en que sea algo muy puntual y especial.

Que piensen en ti

Como hemos mencionado al principio, centrarse en tu base de clientes es fundamental.

Las tecnologías nos ayudan a poder hacer contacto a menudo también. No permitas que se olviden de ti.

Para tu base de clientes existentes, piensa en campañas de newsletter, promociones en redes sociales etc.

Para aquellos que han visitado tu web, pero aún no se han lanzado a comprar, prueba una buena campaña de re-targeting. Eso te permitirá incrementar tu base de clientes.


Redactar descripciones de producto que ayuden a crecer las ventas

Independientemente de lo grande o pequeña que sea tu tienda online, las descripciones de producto son una de las partes más importantes. Aún así, mucha gente les suele prestar poca atención. Sin embargo, las descripciones de producto en tu web pueden ser la clave para incentivar a la compra. Unas buen texto de descripción de producto, no solo puede incrementar las ventas, sino que además puede ayudarte a mejorar la posición de tu página web en google.

Cómo escribir las mejores descripciones de producto

Hay muchas maneras de redactar el texto que describe el producto. Aquí te dejamos algunas claves, para fortalecer al máximo esta parte de tu página web.

Piensa primero en el Quién, Qué, Cuándo, Dónde, Por Qué y Cómo antes de escribir.

Esta es una estrategia siempre usada por periodistas y por una buena razón: engancha, atrae e incita a una completa lectura.

Escribe primero para ti misma las respuestas a estas preguntas. ¿Quién usa tu producto, qué tipo de persona? ¿Qué es tu producto exactamente? ¿Cuándo se usa, en qué momentos? ¿Dónde, por qué y cómo se usa tu producto?

Determina el mejor formato para describir tus productos

Si te fijas en varias páginas web, algunas usando párrafos largos, mientras otras usan puntos de enumeración.
Cada cual tienes sus pros y sus contras. Los puntos de enumeración son buenos porque transmiten las cualidades más importantes con rapidez. Esto es bueno porque mucha gente pasa por encima del texto sin leer de verdad.
Sin embargo, el uso de puntos de enumeración hacen que el espacio se más frío e impersonal. Eso va a impedir que el lector se involucre emocionalmente y pueda verse más incitado a realizar la compra.

¿Qué es lo mejor, entonces? Lo ideal es una fórmula de : Pequeños párrafo, seguido de puntos de enumeración, finalizado por otro párrafo, tal vez un poco más largo.

¿Cómo describirías tu producto en una fiesta? Ese es el tono de voz que deberías de usar también en la web para describir cada producto. Sé creativa, usa un texto ameno, pon lo más importante es los puntos de enumeración.

Usa A/B testing

Algunas webs (por ejemplo Shopify) te permiten crear dos versiones diferentes de una páginas para testear qué funciona mejor. Como en todo, el A/B testing es esencial para mejorar cualquier cosa.
Si tu web te permite hacer esta forma de testear tus descripciones de producto, adelante. Crea dos descripciones diferentes y pasado un mes examina los resutlados. ¿Qué descripciones han convertido mejor a compra?

¿No puedes crear dos versiones diferentes de una misma página? Hazlo de manera manual. usa durante un mes una versión, luego cámbiala durante otro mes. En este caso, no hagas muchos cambios en tu marketing, pues los resultados podrían verse influenciados por otras tácticas ajenas a la descripción del texto.

El minimalismo es el rey

Como en todo, limítate a lo básico. Nadie va a leer 20 párrafos sobre tu producto, aunque seas el mejor copy del mundo.

Usa Storytelling

El storytelling lleva ya muchos años de moda en el mundo del marketing y con razón.
¿Tu producto tiene una historia? ¡Cuéntala!
Es mucho más fácil enganchar a la gente y ganarse sus corazones si todo viene envuelto de una bonita historia.

Sé orgullosa

Este no es el lugar de ser tímida o humilde. Si tu producto viene endorsado por terceros, si es mejor que otros productos de su categoría por algo en concreto, si ha ganado algún premio, si es el producto estrella, si no paran de mencionarlo en Instagram…. ¡Dilo!
Este es el lugar en el que presumir de todo lo bueno que tiene tu producto.

Una imagen vale más que mil palabras

A veces lo mejor es mostrar las cosas. Muestra tu producto en todo su esplendor. Haz imágenes de alta calidad, crea un vídeo mostrando las propiedades de tu producto….. Somos personas visuales y las cosas entran primero por el ojo.


El peso de tu lista de tareas invisible (y cómo solucionarlo)

Probablemente conozcas esta situación. Te levantas por la mañana, revisas tu lista de tareas para hoy y te preparas para un día productivo. A final del día, sólo has completado una fracción de las tareas de hoy y te preguntas cómo ha pasado ya tanto tiempo y tú sin haber hecho todo.

Este es un problema común entre todas las personas, sean madres o no, emprendedoras o no. Es una situación que puede llegar a ser frustrante y sin embargo tiene fácil solución.

Haz visible tu lista invisible

¿Cuántas cosas haces a diario que no están en tu lista de tareas porque son obvias?
Estamos hablando de cosas como darte una ducha, prepara la comida, darle un paseo al perro, ir al supermercado….

Esta es tu lista de tareas invisible. Cosas que tienes que hacer, pero que no forman parte de tu lista de tareas escrita. Esta lista de tareas invisible ocupa una gran parte de tu tiempo. Es ese tiempo que parece que haya desparecido mágicamente. Al fin y al cabo ¡el día solo tiene 24 horas!

La solución al este problema de productividad (y el estrés escondido que lleva consigo), es hacer visible esta lista de tareas invisible.

Intenta lo siguiente: Créate un calendario digital (como Google calendar) con una lista de tareas al lado. También puedes hacerlo con una agenda a mano, si lo prefieres, pero resultará más difícil.

Organiza todas tus tareas para cada días ahí. Por ejemplo: de 7 a 7.20 de la mañana, pasear al perro; de 8 a 8.30 ducharse etc…..
No lo tomes como algo rígido. Lo bueno de usar un calendario digital es, que si se modifican tus planes por cualquier razón, puedes arrastrar esa actividad a otra hora. No se trata de mantener un calendario rígido, sino de visualizar cuánto tiempo tienes para todo y cuánto tiempo queda libre.

Los beneficios de la visibilidad de tareas

Esto es algo que al principio puede resultar difícil, pero una vez le te acostumbras, te ayuda a planear mejor aquellas tareas que hasta ahora no lograbas completer, pues tu nuevo calendario te permite ver si vas a tener tiempo para algo o no. Así, por ejemplo, si vea que no tienes 40 minutos libres hoy para hacer tu newsletter, trasládalo a mañana.

Al final del día, verás la mayoría de tus tareas completadas, lo que aumentará tu sensación de haber sido productiva y reducirá el estrés. Además mejora tu organización y te ayudará a llegar mejor a tus objetivos.