Cómo empezar a meditar – 6 pasos

Ya hemos hablado de los beneficios de la meditación y por qué es importante incorporarla en nuestro día a día.
Sin embargo ¿Cómo empezar si nunca has meditado antes?

Para mucha gente, estar sentada en silencio “sin hacer nada” es algo difícil. No estamos acostumbradas a eso y al principio nos da la sensación de que simplemente estamos perdiendo el tiempo. Además la mente se resiste. A la mente le gusta el ruido, los pensamientos constantes, revisar los qué haceres o recordar el pasado.
Es por eso, que el primer paso hacia la meditación suele ser el más difícil.

Desde Mamprendedora, animamos a que no te dejes desanimar por ese comienzo. Ya muchos estudios han certificado que la meditación diaria mejora tu vida y tu salud en varios aspectos. ¿Quién no quiere mejorar su vida y salud de esa manera?
Para agilizar ese comienzo, te dejamos aquí algunos pasos para empezar a meditar de la manera más fácil posible.

Recuerda que no lo puedes hacer mal

Como todo en la vida, la práctica hace al maestro. Lo bonito de la meditación, es que realmente no lo puedes hacer mal. Cualquier comienzo es bueno, así que no te preocupes ni te castigues si crees que lo estás haciendo mal. Lo importante es hacerlo.

Puedes ayudarte con una app

Si el silencio absoluto se te hace difícil, puedes empezar a meditar con la ayuda de una app. Hay varias en el mercado que ya con su versión gratuita son de gran ayuda, por ejemplo Calm, Head Space or Insight Timer.

Resérvate un bloque del día concreto para hacerlo

El secreto hacia la creación de hábitos, es tenerlos programados. Bloquéate un momento del día en el que sepas que nadie te va a molestar para poder meditar. Puedes empezar con tan solo 5 minutos y, a medida que vas progresando, incrementar a 10, 15 y 20 minutos.

Elige un lugar cómodo

Lo ideal para meditar, es estar sentada sobre un cojín de meditación o una alfombra, con la espalda recta. Elige un lugar de la casa que te gusta y te transmita tranquilidad para hacerlo tu rincón de meditación. SI no estás cómoda en el suelo, siéntate en el sofá o en una sillas. No te preocupes demasiado por tu postura, eso es algo que con el tiempo irá mejorando. Lo más importante es que crees un espacio tranquilo que te ayude a meditar. Si quieres, también puedes hacerlo tumbada, pero es menos recomendable, pues corres peligro de quedarte dormida.

Observa tu respiración

La tarea de la meditación, sobre todo en estos comienzos, es la de observar tu respiración. A algunas personas les ayuda contar las respiraciones del 1 al 10, a otras decir mentalmente “inspirando” “espirando”.
Escoge lo que te sea más cómodo. Lo importante es que te centres en tu respiración. Que seas consciente y observes desde fuera como el aire entra y sale de tu cuerpo.

Lo normal es que pensamientos de cualquier tipo te roben esa atención. Lo importante aquí, no es castigarte por no ser capaz ce céntrate en la respiración. No se trata de eso. Se trata de que seas capaz de detectar cuando tu mente empieza a divagar.
Así que, cuando te des cuenta de que estás pensando en otra cosa (planes, organización, situaciones…..) que no sea tu respiración, observa ese pensamiento, di mentalmente “pensando en X” y deja que ese pensamiento se vaya para poder seguir centrándote en tu respiración.

Práctica a diario, aunque creas que no sirve o que lo haces mal

Al principio, es normal pensar que lo estás haciendo mal o que es una pérdida de tiempo y que no sirve de nada.
No te dejes desmotivar por esos pensamientos. La ciencia dice todo lo contrario. Si sigues practicando todos los días, poco a poco habrá pequeñas mejores. Estarás de mejor humor, más calmada, te costará menos concentrarte, tu salud mejorará….
Creas lo que creas sobre el estado de tu meditación, sigue haciéndolo todos los días ¡y no te rindas!


Entrevista a Cristina García – artista e ilustradora

Cristina Garcia (conocida online como @thinkrisy) lleva el arte en la sangre.
Desde niña pequeña con un alta sensibilidad, empezó a canalizar sus emociones pintando, lo que la llevo a la carrera de Bellas Artes.
Es esa sensibilidad y vena artística, la que hacen de sus encargos y trabajos algo muy especial, desde el corazón y siempre personalizados para sus clientes. Sus obras hablan por ella.

En esta entrevista, Cristina nos habla del significado del arte para ella, sus dificultades y cómo incentiva a sus hijos en que vean arte en todos los lugares.

¿Por qué el nombre de thinkrisy?

Mi hermano, que es 5 años mayor que yo, solía escuchar un grupo de rock que se llama Thin Lizzy. Desde pequeña lo escuchaba y la verdad que me encantaba, se convirtió en mi grupo favorito. Y dado que mi nombre era demasiado común (Cristina García) y mi complexión delgada, decidí adoptar este nombre

¿Por qué decidiste empezar este negocio?

La necesidad de crear y expresar. Todo empezó al ser madre. Fue un cambio muy drástico en mi vida y coincidió con la muerte de mi madre. Tenía mucho dentro y empecé a ilustrar como una especie de diario que me ayudara a expresar lo que sentía. Me di cuenta de lo que me gustaba y la facilidad con la que lo hacía. Me ayudó a continuar y abrir campo. Con retratos infantiles, sobre todo. 

¿De dónde crees que has sacado la vena artística? ¿Siempre te ha gustado crear cosas?

Desde pequeña me encantaba crear. Me parecía magia. Cualquier cosa era válida para hacer algo bonito, cajas viejas, retales (mi madre era modista) papeles… lo que sea. Mi tía Maite fue un referente. Siempre dibujaba con ella y me encantaba cómo lo hacía. Hoy en día, aunque es mayor, disfrutamos mucho del arte juntas. Es una de las personas que más orgullosa está  de que me dedique a ello.

¿Siempre has sido emprendedora?

No. Y sigo combinando un trabajo con reducción de jornada para poder cuidar de mis hijos con el arte, al que sigo dedicando menos tiempo del que me gustaría, pero sin abandonar ningún encargo. Nunca se me han caído los anillos con el trabajo y, ahora mismo, gracias a que mis hijos van creciendo, puedo combinar todo. Espero que pronto llegue el momento en el que los ingresos del arte sean suficientes para poder vivir de ello exclusivamente y mis hijos estarían súper orgullosos de mí.

¿Alguna experiencia rara o profunda con un cliente?

La más bonita no fue con un cliente, fue con mi hermano. Hace poco creé un logotipo con el que me identificaran. Cada cuadro que entrego lo lleva. El logotipo es un dibujo de una mariposa y un gorrión (mi madre y mi padre, ambos fallecidos).
Mis hijos, mi marido y yo pensamos que mis padres se reencarnaron en estos animales, por experiencias personales que tuvimos con éstos, de esta manera cuando los viéramos en la naturaleza los sentiríamos más cerca.
Cuando mi hermano vio el dibujo en Instagram me llamó inmediatamente. Los había reconocido (nunca lo había hablado con el) y no sólo eso, si no que él, en su mundo interior, llevaba años creyendo lo mismo. Me hizo sentirme muy plena y orgullosa de mi marca.

¿Qué diferencia a tu negocio de la competencia?

Mi punto de mira personal de las cosas. Me califico como introvertida por fuera y extrovertida por dentro. Tengo mucho en el interior. Mis cuadros llevan un trocito de corazón que llega al cliente. 

Todas tenemos días buenos y malos. ¿Cómo es un típico buen día para ti? ¿Como te mantienes motivada durante un mal día?

Un día bueno es cuando veo que reflejo lo que quiero transmitir en el dibujo. Y cuando lo finalizo es….una pasada, como un parto. Algo bonito que he creado con mis manos para hacer feliz a alguien, es muy gratificante.
Un día malo…simplemente no es el día para crear. Me despejo con mis hijos, haciendo deporte o cantando rock y luego vuelta a intentarlo. A veces no son más que momentitos malos. La familia y los amigos son muy importantes.

¿Cómo describirías tu estilo de trabajo al llevar tu negocio?

Constante. Lo más importante para mí es interactuar con el cliente para conocerle mejor y poder ofrecerle eso especial que necesita. 

¿Tus hijos han heredado tu vena artística?

Vaya… Aunque lo intentan. No tienen mucha destreza manual ,pero una gran capacidad comunicativa con el color.

¿Cómo incentivas el arte en tus hijos?

La vida es arte y el arte es vida. Estamos rodeados de arte y quiero que lo vean. Cualquier diseño de un coche, un mueble o un cielo con nubes… todo nos puede valer de inspiración- Y si ya metemos sentimientos el arte se convierte en magia. Magia para el que crea y magia para el que recibe.


6 hábitos fáciles que mejoran tu productividad

Cuando estás empezando a hacer crecer tu negocio, tu productividad es uno de los factores más importantes. Una buena productividad te hace obtener más logros en un tiempo limitado, mientras que si tu productividad no es buena, puedes estar sentada frente al ordenador horas y aún así no haber conseguido nada.

Obviamente el principal factor hacia una buena productividad es tu estado mental, pues si mentalmente no estás centrada en tus objetivos primordiales, difícilmente podrás obtenerlos.

Hoy hablamos de 6 hábitos fáciles que te ayudan a mejorar tu productividad, para que te negocio pueda crecer como se merece.

Ten claros los objetivos

Varias veces hemos hablado de la importancia de establecer los objetivos. Si los objetivos no los tenemos bien definidos, será difícil establecer las prioridades correctamente. Por el contrario, si conoces tus objetivos a largo, medio y corto plazo a la perfección, el camino ya lo tienes pavimentado y no tienes que perder energía en mirar por dónde ir.

La organización es la reina

La clave más importante para ser productiva es estar organizada. Lo es para cualquier emprendedora, más aún para una mamprendedora, pues nuestro trabajo y nuestra carga mental no se limita exclusivamente a la empresa.

¿Qué es lo primero para organizarse? Tener claros los objetivos.
Así que, ahora que los objetivos los tienes más que claros, hazte con una agenda organizadora. Puedes elegir una manual o electrónica, o incluso ambas.

Es importante que tengas tu lista de tareas bien visible y organizada por prioridad. Establece las tareas de cada día de la semana y el objetivo primordial para cada día.

Si estás bien organizada, no perderás tiempo pensando o diciendo en lo siguiente que debes hacer.
También es importante que no te olvides de la lista de tareas invisible, pues esta puede comerse gran parte tu tiempo sin darte cuenta.

Elimina las distracciones

Lo sabemos, entre smartphones, niños, redes sociales y el repartidor de paquetes de Amazon es difícil no distraerse.
Pero para finalizar una tarea de la manera más productiva, es importante que estés únicamente concentrada en ella, sin ningún tipo de distracciones.

Crea bloques de trabajo de 45 minutos, por ejemplo, en el que te centrarás en algo concreto. Durante esos 45 minutos, pone el móvil en “no molestar”, cierra todas las pestañas del navegador y evita que te molesten.

Crea una rutina

Las personas más exitosas tienen algo en común: Una rutina arraigada para todos los días.

Lo bueno de tener una rutina es que evitas la pérdida de tiempo y de carga mental en pensar qué hacer en qué momento, pues lo que vas a hacer ya lo sabes de antemano.

Muy importante también es tener una rutina matutina que te ayuda a empezar bien el día. Las personas con una buena rutina matutina suelen ser más felices y productivas que aquellas que no la tienen.

Establece tus rutinas y siéntate los domingos con tu agenda planificadora para planificar tu semana.

Mantente sana

Una buena salud es tu mayor aliada para mantenerte productiva y optimista ante tus retos.
Esto implica: comer sano y saludable, hacer ejercicio y dormir bien.

Realmente eres lo que comes. Una alimentación saludable, no solo mantiene tu cuerpo sano, sino que también ofrece a tu cerebro los nutrientes necesarios para concentrarse con facilidad. Si comes mal, tu cuerpo puede caer enfermo antes y tu cerebro trabajará peor.

En cuanto al ejercicio y el sueño, a parte de mejorar tu sistema inmunológico y mantenerte sana, también ayudan a tu cerebro. Es más, con ejercicio, también liberas las hormonas necesarias para mantenerte de buen humor y positiva, algo que siempre ayuda a la hora de llevar un negocio.

Ten tiempo para ti

Desconectar es tan importante como la alimentación saludable y el sueño.
Como mamprendedora siempre estás en marcha: el negocio, los niños, el colegio, la comida….

Establece en tu agenda momentos o algún día en los que puedas relajarte y estar contigo misma para poder desconectar de TODO.
Desconectar y relajarte a menuda te ayudará a estar más hábil y mejorará tu productividad.

Algunas cosas que puedes probar son la meditación diaria, paseos en la naturaleza o incluso un día en el spa.

¿Tienes alguna otra manera de mejorar tu productividad?
Compártela con nosotras en los comentarios.


Invierte en el futuro de tus hijos

Una buena educación, buena nutrición, modales….. Todas queremos lo mejor para nuestros hijos y que estén preparados en el futuro. Sobre todo en el tema de la educación es donde solemos insistir más, puesto que la educación, aunque nos salga cara, es la mejor inversión para el futuro de nuestros hijos.

Sin embargo hoy, queremos proponerte en otro tipo de inversión. Una inversión monetaria que muy pocas familias hacen, pero que puede ser una gran ayuda para nuestros hijos en el futuro. Nos referimos a invertir en acciones.

Warren Buffet, el inversión más famoso (y millonario) del planeta es conocido por su estilo conservador.
Su estilo de inversión es diferente a lo que solemos ver en películas. La filosofía de Buffet es: Invierte en empresas que te gusten, que tú misma utilices y nunca vendas esas acciones, porque a largo plazo, su valor siempre crecerá.
Así, por ejemplo, hace 20 años, las acciones de Apple rondaban los 50€. Hoy en día su valor supera los 150 dólares por acción.

Hay acciones de todo tipo, también para ti

Si nunca has comprado acciones, es probable que el tema asuste un poco. Pero hoy en día hay múltiples plataformas online que te permiten crear una cuenta con la que puedes comprar todas las acciones que quieras.

Acciones hay tan variadas como productos en un supermercado. Mientras que acciones para Apple o Amazon cuestan varios miles por acción, otras como Disney rondan los 100€. Pero también puedes encontrar acciones más baratas. Por ejemplo Coca-Cola suele estar sobre los 50€ o incluso empresas como GoPro te pueden costar menos de 10€.

Crea un portfolio ahora para tu hijo

Si creas ahora un portfolio para tus hijos, dentro de 20 años su valor habrá crecido. Dependiendo de cuánto hayas invertido y en qué, el valor será mayor o menor, pero si le pones algo de esfuerzo e interés y eres consistente, el crecimiento en 20 años fácilmente puede superar el 100%.

Cómo crear un portfolio para tus hijos

Crea una cuenta de broker online

Ahora que te has propuesto crearles un portfolio que les darás en un futuro (por ejemplo cuando cumplan 21), el primer paso es crear una cuenta. Existen diferentes plataformas online que te permiten comprar acciones, aunque sea a pequeña escala.
Existen varios aspectos a la hora de elegir un broker online. Aquí puedes encontrar un artículo donde se comparaban varios.

Establece la cantidad que quieres invertir al mes o cada trimestre

Una vez hayas creado la cuenta, lo siguiendo es establecer cuánto dinero quieres (y puedes) invertir, así como cada cuánto.

Buffet recomiendo comprar las mimas acciones cada mes, pero esto es algo que no todos podemos hacer. Haz cálculos de tu tiempo y tu dinero. A lo mejor puedes invertir 100€ cada mes, pero tal vez prefieras centrarte en esto solo una vez cada trimestres e invertir 200€ por trimestre. La decisión es tuya.

Investiga las acciones que más se ajusten a ti

Esta parte es la que más tiempo conlleva, pero una vez realizada, lo demás viene rodado.

Ahora que ya sabes el dinero que vas a invertir en el portfolio para tus hijos, siéntate un rato a examinar las acciones que más se ajusten a vosotros. Recuerda que lo que quieres es invertir en una empresa estable que probablemente seguirá ahí dentro de 20€.
Según la filosofía de Buffet, lo ideal es elegir empresas de tu uso diario. Por ejemplo, Buffet tiene una gran cantidad de acciones de Coca-Cola. ¿Por qué? Por un lado, adora esa bebida él mismo y la consume a diario. Por otro, es una empresa que existe desde hace más de 100 años y la posibilidad de que deje de existir dentro de 20 años es bastante improbable.

Piensa en qué marcas consumís a menudo, investiga a qué empresa pertenecen y mira su precio. Si el precio se ajusta a tu presupuesto, puedes comprar algunas.

Empieza poco a poco hasta que te sientas a gusto

Obviamente siempre hay riesgos. Muchos más si se trata de algo que aún desconoces.
Por eso, no te vuelvas loca. Empieza poco a poco. Lee, conoce lo que hay, habla con gente que lleve un tiempo comprando acciones.
Una vez te sientas cómoda, tendrás más seguridad en esto.

Sé consistente y nunca vendas

La consistencia es clave. Si te has propuesto añadir acciones al portfolio cada trimestre, hazlo. De lo contrario jamás crecerá.

Por otro lado, jamás vendas. Siempre puede ocurrir alguna tragedia, durante la cual acciones bajan trepidantemente (el comienzo de COVID fue una de ellas). Lo importante es no entrar en pánico y mantenerse firmes. Los bajones no duran eternamente y lo más probable es que de aquí a 20 años, el valor haya vuelto a subir.


4 superalimentos que también mejoran el estrés

Negocio, hijos, compras, comida, vida social, planificación….. Nuestras vidas son intensas y todo funciona mejor si estamos sanas. Por eso una buena alimentación es primordial. Si además, nuestros alimentos nos ayudan a reducir el estrés, mejor que mejor.

Te presentamos 4 superalimentos que, no solo van a mantener fuerte y sana (por algo se llaman superalimentos), sino que además ayudan a combatir el estrés y a mantenerte más relajada y atenta. La mejor parte: ¡También están riquísimos!

El chocolate negro – mucho más que magnesio

El chocolate negro es uno de nuestros favoritos.
No sólo porque otorga un buen nivel de magnesio al cuerpo, sino porque además ayuda a reducir los niveles de cortisol, la hormona que tu cuerpo crea cuando estás estresada.
Los beneficios son abundantes. El chocolate negro contiene altos niveles de antioxidantes, que ayudan a reducir la tensión (a parte de los mucho beneficios de los antioxidantes, como el rejuvenecimiento).

Así que, deja de lado el chocolate blanco o el chocolate con leche y empieza a incorporar el rico chocolate negro en tus comidas diarias. ¡Notarás la diferencia!

Bayas – ricas en antioxidantes

Las bayas (fresas, frambuesas, arándanos, moras…) eon la fuente de los antioxidantes y fitonutrientes, combatiendo así los radicales libres de manera eficaz. Además añadir bayas a tu dieta es fácil. Puedes tomarlas como snack, o mezclarlas en tu desayuno o ensalada. Las bayas van con todo.

Nueces y semillas – proteína y salud

Las nueces y las semillas son una increíble fuente de proteína y magnesio que puedes tomar en cualquier momento en forma de snack. Los beneficios son variados: desde mejorar los dolores menstruales, hasta aliviar el cansancio o la depresión.

Plantas de hojas verdes – la fuente de la salud

Esto no es ningún secreto, las plantas verdes como las espinacas, el kale, o las ensaladas son fundamentales en una dieta sana y equilibrada. Lo que es menos conocido, es que las plantas verdes ayudan a generar dopamina, la hormona que te hace sentir feliz y a estar más relajada durante momentos de estrés. Si añadimos la combinación de vitaminas y minerales que contienen, las hacen también perfectas para combatir la ansiedad y la depresión.

Una manera fácil de consumir más plantas de hoja verde es en zumos. Una exprimidor de zumos te ayuda a sacar lo mejor de las plantas y combinado con algo de manzana, están deliciosos para beber.


Entrevista a Cristina del Arco del Centro de Fisioterapia DAO

Si vives en Santiago de Compostela y necesitas un fisioterapeuta, estás de suerte. Porque Cristina, una estupenda mamprendedora y fisioterapeuta, tiene ahí su centro de fisioterapia, donde trata a sus pacientes con el mayor de los cuidados.
Sólo hay que ver sus recomendaciones en Google: Una estupenda valoración de 4,8 estrellas de pacientes que la recomiendan encarecidamente. Mucho más, si sufres de dolor crónico, una faceta en la cual Cristina se ha ido especializando.

En nuestra entrevista, Cristina nos habla de sus aprendizajes durante el camino en el emprendimiento, algunas situaciones incómodas con clientes, actividades física que recomienda con bebés y cómo comparte el tiempo con su hija, a pesar de la cantidad de trabajo.

Cristina ¿Qué te hizo elegir la fisioterapia como carrera profesional?

Desde que tenía unos 7 u 8 años jugaba a dar masajes a mi madre y mi abuela y me llamaba la curiosidad saber qué profesional se dedicaba a ello.

¿Cómo fue tu primera experiencia emprendedora?

En el momento que decidí ponerme por mi cuenta fue un subidón y a la vez mucho vértigo, pero descubrí que me gusta mucho ser empresaria y tener que tomar decisiones, vi una faceta de mí que no conocía y me encanta.
La parte más difícil es la cabeza, la incertidumbre de saber si siempre te dará para poder vivir el negocio que creaste y el dudar si lo estás haciendo bien.

¿Alguna experiencia rara o profunda con un cliente?

Uf raras muchas, jaja, darían para un libro, quizá la más incómoda una vez que un peregrino se empeñó en que lo tenía que tratar sin calzoncillos, fue muy desagradable, recién abierto el negocio. A día de hoy según lo insinúa lo echo directamente.

¿Cuáles han sido tus mayores errores y aprendizajes en tu camino como mamprendedora?

Dar demasiado, al principio hacía jornadas laborales de hasta 15 horas, y luego eso muchas veces no me lo han agradecido los pacientes cuando a raíz de ser madre, ya no puedo estar tanto.

Desde tu punto de vista ¿Cuál es la peor parte de ser mamprendedora? ¿Y la mejor?

Saber que del negocio nunca puedes desconectar, ni siquiera en los primeros días de vida de mi hija, todos los días tenía que pasar por el negocio .
La mejor parte es sin duda poder adaptar mis horarios con mayor flexibilidad que si fuera empleada y poder cambiar la agenda si mi hija lo requiere.

¿Con qué típico consejo emprendedor no estás nada de acuerdo? 

Que es mejor no trabajar con empleados porque aprenden de tí y luego se van. ¿Por qué? Creo que lo que hay que pensar es que mientras trabajen para ti, te dan beneficio. Luego, si se van, pues es otra nueva etapa y ya se verá qué pasa.

¿Dónde ves espacio para mejoras en tu negocio? 

En saber ser un poco más firme a la hora de valorar mis ratos de trabajo, siempre acabo metiéndome pacientes y no descanso

¿De qué logro estás más orgullosa? 

Llevar 5 años abierta y ya tener dos empleados y pacientes que me recomiendan.

¿Cuál es tu actividad favorita para desconectar de todo (del negocio y de la familia)?

Adoro bailar, aunque ahora con la pandemia lo tuve que dejar de lado. Leer también me gusta mucho, hacer manualidades. Pero lo que más me desconecta del mundo es bailar.

¿Cuál es tu mayor secreto para mantener estabilidad entre tu rol de emprendedora y tu rol de madre?

Dialogar mucho conmigo misma y decirme que lo hago bien, que le estoy enseñando a mi hija a ver que el trabajo requiere esfuerzo, pero a la vez le dedico tiempo de calidad.

¿Qué consejos le darías a una madre que quiere empezar su propio negocio?

Que no dude en dejar horas libres para los hijos y que sea como sea, respete esas horas y no acabe cayendo en hacer más la parte de trabajo que la de madre.

¿Hay algún ejercicio terapéutico que hagas con tus hijos y que recomendarías a otras madres?

Ahora mismo vamos a matronatación para que Lúa aprenda a relacionarse con el agua y es muy chulo ese rato juntas. También me la llevo a dar pilates conmigo a la clínica. Hay clínicas que ahora dan pilates de mamá y niños y es super recomendable.


Software que puede ayudar a tu negocio

Llevar un negocio es duro. Cuesta tiempo y esfuerzo y no siempre lo podemos hacer todo.
Afortunadamente, la tecnología está aquí para ayudar.

Hemos revisado 4 herramientas de software que nos han parecido muy útiles y que podrían ayudarte con tu negocio, dependiendo de tus necesidades.
¿Preparada?

Salesmate

Salesmate es un sistema de CRM (gestión de relación con los clientes) especialmente bueno en optimizar conversiones y evitar carritos de la compra abandonados.

Esto se debe a que este programa no analiza absolutamente todo y de ahí te permite gestionar campañas optimizadas. Si quieres tener una visibilidad clara y absoluta sobre tus ventas, visitas etc…. y usar todos esos datos para optimizar la relación con posibles clientes, este es tu programa.

Lightspeed

Si tienes un restaurante o cafetería, o cualquier tipo de tienda física, este es tu software.

Se trata de una herramienta creada para el punto de venta que te permite optimizar tu tiempo y recursos en tu restaurantes.
La herramienta, por ejemplo, permite que tus clientes pidan la comida y paguen desde su mesa cómodamente, el pago sin contacto, mejorar el espacio de tu restaurante analizando el plano del lugar o servir a más clientes en menos tiempo.

El precio de este software es bastante atractivo y puedes elegir entre pagos mensuales o anuales.

Canva

¡Adoramos Canva!
La mejor herramienta para crear todo tipo de diseños fantásticos fácilmente, por muy poco que sepas de diseño gráfico.

Canva te permite crear todo tipo de material para diferentes canales: YouTube, Instagram, Web…. Y lo mejor de todo es que la versión básica es completamente gratis.

WIX

Wix es el Canva de las páginas web.

Si estás empezando tu negocio y no tienes la habilidad de hacer webs, pero tampoco los recursos para contratar a alguien, bloquéate unas horas y siéntate con Wix.

Te ofrece muchos bocetos para crear una página web profesional, con la posibilidad de insertar los enlaces a tus redes sociales y un formulario de contacto.


La fiesta ideal de Halloween para tus hijos

Se acerca Halloween y, aunque se trate de una fiesta norteamericana, cualquier excusa es buena para celebrar con los niños y que lo pasen bien ¿no?
Al fin y al cabo, lo que trae la felicidad no son cosas, sino experiencias. También son experiencias las que unen.

Hablamos en un post de cómo optimizar el tiempo con los niños, sobre la importancia de crear rituales con los niños. ¿Por qué no hacer de Halloween un bonito ritual?
Así que, saca tu espíritu creativo e incorporemos una bonita fiesta de Halloween como un ritual divertido que hacer para toda la familia y amigos.

Volveros locos con las decoraciones

Algo que hace de Halloween una fiesta especial son las decoraciones.
Son divertidas, diferentes, peculiares y ¡muy creativas! Lo mejor de todo: Es una actividad que podéis hacer juntos en familia donde todos lo pasan bien.
Podéis colgar telas de araña por la casa, poner calabazas en las ventanas…..

Si tienes tiempo y quieres añadir más valor y creatividad, haced las decoraciones vosotros. A los niños les encantan las manualidades. Vaciad y decorad las calabazas, haced guirnaldas de esqueletos….. Si quieres ideas, podrás encontrar muchas por Internet.

Celebra el espíritu pagano de Halloween

Los orígenes de Halloween son paganos (llamado Samhain), donde se celebraba el final del verano.
Para los paganos, la naturaleza era su religión. Por eso no sorprende, que una de las maneras de honrar este día, sea dando un paseo y recolectando trozos de la naturaleza, como hojas secas caídas, frutos, piedras etc… para luego usarlas como decoración.

Juego de Halloween

Una vez ha comenzado la fiesta ¿Qué mejor manera de celebrar, que con juegos?

Dependiendo de la cantidad de niños que haya en casa, unos se ajustarán más que otros. Si hay más de 4 niños, podéis hacer dos grupos, darles rollos de papel y jugar a “quién enrolla la momia más rápido”.

Pero juegos de toda la vida, como el de las sillas, pero con música de “miedo” serán igual de divertidos. También lo serán manualidades como pintar calabazas.

Concurso de disfraces

Lo más divertido de Halloween son los disfraces. Podéis crear un concurso para quien tenga el disfraz más terrorífico, por ejemplo. Si a alguien de la casa se le da bien el maquillaje, también podéis hacer sesiones de pintarles la cara a las brujitas, zombies y piratas.

Prepara comida terrorífica

En una buena fiesta, la comida no puede faltar.

Para Halloween, lo más divertido es hacer comida de aspecto terrorífico.
En Internet puedes encontrar muchas recetas de aspectos terrorífico. A nosotras nos han gustado estas de Directo al Paladar.

Y por supuesto ¡que no falten las golosinas!

Actividades terroríficas

Dependiendo de la edad de los niños, podéis crear alguna actividad terrorífica que les haga reir.

Por ejemplo, algún adulto se puede disfrazar de fantasma y esconderse con una cesta de golosinas para que los niños le busquen y de premio se queden con las gominolas.

Final de cine

Para que los niños se relajan después de tanta actividad, podéis finalizar la fiesta con una película de miedo.
Si se trata de niños muy pequeños, la película puede ser algo como Casper u Hotel Transilvania.

¿Qué actividades soléis hacer en Halloween que no hemos mencionado?


El negocio de las suscripciones ¿Algo para tu negocio?

Lejos están los tiempos en los que las suscripciones se limitaban al gimnasio o el círculo de libro.
Gracias a la tecnología, las suscripciones han dado un despegue inimaginable, convirtiéndose en un negocio rentable para muchos negocios.
Hoy en día, son pocas las personas que no estén suscritas a algún tipo de suscripción: Membresía de Amazon Prime, Netflix, Spotify, Glossybox… Están por todos lados y siguen creciendo.

A lo mejor te has preguntado si este método podría ser otra línea de ingresos para tu negocio existente.
En este artículo hablamos de los tipos de negocios de suscripción, los pros y contras y cómo poder llevarlos a cabo.

Tipos de suscripciones online

En el mundo online, generalmente existen tres tipos de suscripciones: suscripción a productos de consumo recurrente, suscripción a productos especiales y suscripciones de acceso.

Suscripciones a productos de consumo recurrente

Este tipo de suscripciones son populares porque ofrecen facilidades en tu día a día. Se trata de suscripciones a productos que usas de manera diaria, por ejemplo jabón, cuchillas para afeitar, desodorante, detergente…..
En vez de ir a comprarlo tú misma cuando te hace falta, tu suscripción se hace cargo de ello.

El mejor ejemplo de este tipo de suscripciones es, sin lugar a duda, The Dollar Shave Club.
Dirigido a hombres (tal vez por eso no los conoces), se hicieron virales por su increíble campaña de marketing online y domina el mundo de la suscripción de cuchillas de afeitar para hombre.

Suscripciones a productos especiales

Son las que empezaron la moda de las suscripciones y son altamente populares. Se trata de cajas que recibes, generalmente cada mes, con productos especializados, como por ejemplo, productos cosméticos (Birch Box), alimentos y recetas para prepararlos (HelloFresh) etc…

Suscripciones de acceso

Se trata de suscripciones que te ofrecen acceso a contenido que de otra manera no podrías disfrutar. Las más comunes son Netflix o Spotify. En el caso de Amazon Prime, la suscripción de da acceso a contenido visual (Prime Video), pero también a envíos gratuitos para tus compras etc.

Los beneficios de ofrecer un servicio de suscripción

Este tipo de servicios no se ha hecho tan popular en vano. Ofrecer servicios de suscripción viene con muchos beneficios, siendo los ingresos recurrentes el más importante. Y es que mientras que en un negocio normal, es difícil incentivar una siguiente compra, en un modelo de suscripción sabes que cada mes tu cliente va a realizar el pago.

Esto te permite también poder realizar pronósticos más seguros, pues tienes mejor visibilidad de los ingresos que van a ir entrando en los próximos meses.

Otros beneficios de los servicios de suscripción es que ayudan a crear comunidades más fuertes, lo cual fortalece tu marca. Una comunidad fuerte y recurrente, hace que sea más fácil incentivar compras de otros productos y también incita a otros consumidores a convertirse en clientes.

Posibles problemas en un negocio de suscripción

También los negocios de suscripción tienen su parte problemática. La más obvia es que hay que poner más esfuerzo en la relación recurrente con los clientes. Al fin y al cabo, una comunidad es algo vivo que hay que mantener.
Pero hay otros problemas como invertir en que la tecnología que te permite la suscripción esté al día y no falle, un trabajo creativo continuo para poder diferenciarse de otros servicios de suscripción (y que son la razón por la cual tus clientes mantienen dicha suscripción) y la necesidad de mantener un excelente servicio al cliente. (Si te pago todos los meses, espero que me prestes atención si tengo un problema)

Consejos para un negocio de suscripción exitoso

Lo más importante en este tipo de negocio es que conozcas a tus clientes todo lo posible. Es la base que mantiene este negocio vivo.

1. Analiza los datos de manera continua

Nunca nos cansaremos de decirlo, el análisis de datos es fundamental para cualquier negocio y aquí son especialmente importantes. Los datos que te ofrece un negocio de suscripción son claves para poder seguir creciendo con éxito. ¿Cuáles son tus KPIs? Algunas métricas importantes a tener en cuenta aquí serían la pérdida de clientes, el coste de adquisición por cliente o el valor de tiempo de vida del consumidor.

2. Asegúrate de que usas la plataforma de e-commerce correcta

La tecnología es clave en este tipo de negocios, ya que un sistema de suscripción es puramente automático. Por lo tanto es importante que uses la plataforma correcta para ello.
Primero sé consciente de todos los detalles de tu negocio ¿Es omni-canal? ¿Es un servicio básico? De ahí, investiga qué plataformas existen y cuál se ajusta mejor a tus necesidades: Big Commerce, Shopify, WordPress….

3. Incentiva la auto-renovación de pagos

Primero, la plataforma de pago debe de ser segura y fiable. Si algo no funciona, los pagos no se llevarán a cabo. Esto creará frustración para el cliente y pérdida de ingresos para ti.

Una vez tengas clara tu plataforma de pago, incentiva la auto-renovación de pago de todas las maneras posibles. Ofrece diferentes formas de pago (no quieres perder a un cliente porque le ha caducado la tarjeta de crédito). A lo mejor incluso te interesa ofrecer un paquete de pago anual. Este sale algo más barato que el pago mes a mes y te asegura una entrada de ingresos de golpe y el mantenimiento más largo de ese cliente.

Si crees que un modelo de suscripción se alinea con tu negocio ¡Pruébalo!
Pero ten en cuenta que esto conlleva la creación de relaciones más profundas y duraderas.


La importancia de escalar tu negocio y la mejor manera de hacerlo

Tienes un buen producto o servicio, te has lanzado con éste en el mundo mamprendedor y has empezado a crear tus primeros clientes y generar tus primeros ingresos ¿Y ahora?

Muchas mamprendedoras se lanzan a crear su negocio, pero pasado un tiempo siente que se han quedado “atascadas”. El nivel de ventas sigue más o menos igual, a pesar de los esfuerzos, y con ello también el nivel de los ingresos.
Generalmente un negocio se crea con la idea de que crezca. Si crece según tus necesidades, genial. Pero si no lo hace, es momento de preguntarse si tu negocio es escalable.

¿A qué nos referimos con la escalabilidad de un negocio?

Cuando hablamos de escalar un negocio, hablamos de la posibilidad de generar y vender más producto de manera viable, factible y económica. Por ejemplo, si tu negocio se trata de vender camisetas que haces tú misma a mano, no es escalable. ¿Por qué, porque tu tiempo y el número de camisetas que puedes hacer en un día es limitado? Por lo tanto, los ingresos que puedes generar, también están limitados. Están limitados justo a ese tiempo y ese número de camisetas que puedes hacer en un día.
Puedes contratar a alguien que haga camisetas contigo, pero los números se mantienen. A esa persona hay que pagarle un sueldo y también su tiempo y número de camisetas que puede crear en un día son limitados. Así que el crecimiento será limitado también.

No es necesario que el negocio sea escalable – importan tus objetivos

No te asustes, eso no significa que un negocio siempre tenga que ser escalable.
Lo que más importa aquí son tus objetivos. ¿Qué objetivos tienes para tu empresa? ¿Quieres generar 200.000€ al año? ¿2 millones? ¿10 millones?
Dependiendo de los objetivos que tengas para tu empresa, la escalabilidad de ésta será o no necesaria.
Si tu idea es generar 100.000€ al año, importa menos si tu negocio es escalable. Pero si tu objetivo ronda los millones, entonces la escalabilidad es necesaria.
Por eso, primero ten muy claros los objetivos.

Cómo escalar tu negocio

Antes que nada, descubre dónde están tus debilidades. Si pasas de vender de 10 mil unidades a 100 mil ¿dónde puedes fallar?
Podría fallar la tecnología (se cae la web, deja de funcionar el sistema de pago), a lo mejor tus operaciones aún no están fuertes como para generar más transacciones, o igual incluso tus proveedores pueden fallar.
Determina dónde están las debilidades y trabaja en ellas.

Invierte en tecnología y en un gran equipo. La mejor forma de asegurarte de que todo vaya rodado, es invirtiendo en tecnología que facilite tus procesos con el mínimo número de fallos posible. Asimismo, sola no lo puedes hacer todo. Asegúrate de tener un equipo estupendo, que actúa siempre acorde a los valores de tu empresa y cuídalo.

Investiga a la competencia. Examina cómo negocios similares al tuyo han logrado escalar y crecer. ¿Qué es lo que puedes aplicar tu también?

Finalmente, pide ayuda. Un mentor o coach que hay pasado por lo que vas a pasar tú puede ser una ayuda invaluable y dar consejo en los momentos más difíciles.