Estrategia completa de redes sociales que todo (pequeño) negocio debería llevar

El marketing es uno de los pilares más importantes en cualquier negocio, pues sea cual sea tu estrategia, el objetivo último siempre es vender más.
Hoy en día las redes sociales se han convertido en el canal por defecto de cualquier negocio, grande o pequeño.
Si tienes algunas dudas sobre la mejor estrategia para resultados óptimos, en este artículo detallamos cada uno de los pasos más importantes.

Plan de negocio en redes sociales

Como todas las cosas buenas, la estrategia en las redes sociales necesita de un plan.
Cuanto mejor estructurado, organizado y detallado sea tu plan, mayores serán las probabilidades de éxito.

La estructura de tu plan, así como los diferentes objetivos o tácticas a llevar a cabo dependerán del tipo de negocio que lleves, los recursos que le puedas dedicar etc.
Pero a modo de ejemplo, está sería una buena base sólida en la que te puedes basar:

  1. Objetivo del negocio
    – Crecer y afianzar el valor y personalidad de marca
    – Conseguir clientes embajadores de marca
    – Incrementar leads en un 20%
    – Incrementar conversión de ventas hasta un total de 3,5%
    – Mejorar la retención de clientes en un 15%
  2. Objetivos para las redes sociales
    – Visibilidad de marca
    – Interacciones con la marca de X%
    – Clics a ventas de un 1,5%
    – Incrementar el boca-oreja
    – Aumentar número de seguidores a X este año
  3. Métricas a tener en cuenta
    – Seguidores (incluyendo número de seguidores que dejan de seguir)
    – Interacciones (Me gusta, Compartidos , Comentarios y Guardados)
    – Menciones
    – Clics (a la web, a E-mail etc…)

Elegir la(s) red(es) social(es) adecuada(s) para ti

Existen varias redes sociales y cada cual tiene sus características, sus lados buenos y sus lados menos buenos. Además cada cual tiene también su diferente tipo de público.

Una vez hayas establecido tus objetivos para las redes sociales, elige la red social que más se acerque a tu público objetivo y más te garantice buenos resultados para los objetivos que te has fijado.

Es importante también no intentar estar en todas las redes sociales. A veces se piensa que por estar en todas se venderás más. Sin embargo, cada red social cuesta su tiempo y esfuerzo en ser manejada. Estar presente en todas las redes sociales es una carga de trabajo que sólo podría llevar a cabo si es a lo único que le dedicas tu tiempo. Es mejor estar presente en una o dos y hacerlo bien, a estar en todas, pero hacerlo mal.

Entre las redes sociales más populares a elegir, están: Facebook, Instagram, Twitter, Pinterest, Snapchat y Tiktok.

Crea un calendario de publicación

Una vez seleccionada la red (o redes) más aptas para ti, viene el momento de organización: Tu calendario de publicación.
El calendario te ahorrará tiempo en el futuro, pues te permitirá saber cada día qué es lo que vas a publicar.
Para poder inspirarte, puedes ayudarte de los calendarios de eventos (por ejemplo los días internacionales de la amistad, el beso, el chocolate….) y usar los días que te inspiren para crear posts originales o incluso sorteos.

A la hora de crear tu calendario de publicación, ten en cuanta el tiempo que vas a poder ofrecerle a tus redes sociales.
Incluye el tipo de posts, pero también otras acciones que vayas a realizar, como por ejemplo revisar y comentar en los posts de las cuantas que sigues, analizar a la competencia etc.

Lo ideal es bloquearte un tiempo un día concreto de cada semana para crear las publicaciones de la semana o el mes entero. De esa manera ya tienes material creado que solo necesita ser publicado. También puedes ayudarte de publicadores automáticos como Later, que publicarán a la hora marcada por ti.

Planifica el uso de anuncios

La mayoría de redes sociales ofrecen la posibilidad de crear anuncios sin mínimo de presupuesto.
Si te presupuesto es reducido, puedes analizar al final de cada mes, cuál ha sido la publicación con mas interacciones y publicitar esa publicación por la suma de dinero que desees gastarte. Especialemente útiles para esto son Facebook e Instagram. Ambas redes te ofrecen la posibilidad de seleccionar el público al que irán dirigidos tus anuncios al milímetro.

Un punto importante es también el re-targeting. El re-targeting te ayuda a enganchar a aquellas personas que ya previamente habían estado interesadas en tu producto o servicio y será un público más apto a convertir que alguien que todavía no te conoce.

Nuestro consejo: Analiza a tus seguidore de manera contínua. Conocer a tus seguidores te ayudará a crear mejores anuncios y más ajustados, lo cual mejorará los resultados.

Si quieres saber más sobre este tema, visita nuestro artículo sobre cómo mejorar tus resultados en Instagram.

Publicado por mamprendedora

Somos la comunidad de mamprendedoras: mamás, emprendedoras y super mujeres! Creemos firmemente que juntas somos más fuertes y esta comunidad está para apoyarse mutuamente y ayudarnos a crecer mutuamente. ¡Juntas somos más fuertes!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: