5 hábitos familiares altamente efectivos

A veces vemos a otras familias desde fuera y nos da la sensación de que todo funciona mejor que en la nuestra. O que otros padres de alguna manera lo tienen todo mejor organizado. La verdad es, que a todas nos cuesta encontrar el equilibrio. Los padres perfectos no existen. A veces hay días en los que somos perfectas y hay otros, en los que todo parece salir mal. Créenos que esas familias que parecen hacerlo todo maravillosamente, a veces piensan lo mismo de ti.

En este artículo, hemos querido saber cuáles son los hábitos que ayudan a las familias a ser más efectivas, eficientes y mucho más felices. Obviamente la fórmula perfecta no existe y cada familia es un mundo. pero si existen algunas claves, son estas:

Control del uso de pantallas

Hoy en día es difícil mantener a los niños alejados de pantallas. Cuanto más mayores se hacen, más acceso van a querer o necesitar a ellas (sobre todo ahora que muchos colegios las implementan en sus clases). Y tampoco hay razones para prohibirlas del todo. Su existencia y uso en nuestro día a día es una realidad y lo mejor es que los más pequeños se acostumbren a eso de la mejor manera posible.

Establece los horarios o momentos en los que tus hijos pueden ver la tele o usar el ordenador o tablet. Si tus hijos/as son más mayores, puedes establecer estos horarios con ellos, para que sientan que ellos también forman parte del proceso de establecimiento de estas reglas.
En el caso de ordenadores, tablets o smartphones, lo ideal es usar un control parental para evitar que entren en lugares que no deseamos. Pero ojo, sólo prohibiendo el acceso a ciertas webs no es una solución a largo plazo. Es importante mantener una conversación de los posibles peligros de Internet con ellos también.

Rituales familiares

La importancia de los rituales familiares ha sido probada científicamente en varios estudios. Establecer ciertos rituales familiares fortalece los lazos de la familia y el bienestar de todos sus miembros. Estos rituales no tienen que ser nada del otro mundo. Se trata de tener ciertos momentos recurrentes en los que se hace una actividad todos juntos. Esto puede ser por ejemplo, que todos los sábados se ve una peli en familia, los viernes por la noche todos hacemos pizza casera o que el primer domingo de cada mes hay paseo familiar. También se pueden crear rituales diarios, como hacer algo juntos justo antes de ir a la cama. No importa cuáles sean estos rituales. Lo que importa es que existan y se hagan. Bueno, y que todos los disfruten. La obligación no le gusta a nadie.

Ayuda con los deberes

No siempre tenemos tiempo y no todos los días debe de ser necesario, pero tomarte un tiempo para ayudar a tus hijos a hacer los deberes es beneficio en varias maneras.
Por un lado, fortaleces los lazos con ellos al ofrecerles tu atención incondicional. Por otro, es una manera de enseñarles la mejor manera de organizarse. Además es un tiempo valioso para entablar conversación y enterarte de las cosas más importantes que están pasando en su vida en estos momentos.
Cuando te cojas tiempo para esto, intenta que no haya ningún otro tipo de distracciones. Así que fuera con el móvil.

Tiempo de jugar

El juego es tan importante como el aprendizaje para los niños. A través del juego los niños también aprenden y se siguen desarrollando. Dales tiempo para jugar y, si es posible, intentan encontrar el tiempo de jugar con ellos también. Sabemos que esto no es posible de hacer todos los días, pero es suficiente con que ocurra algunos días. Tal vez un juego en familia como el parchís pueda convertirse en uno de esos rituales familiares que tanto ayudan.

Reuniones familiares

Suena un poco a película norteamericana, pero las reuniones familiares pueden ser muy valiosas si se hacen bien.
Al igual que en las reuniones de empresa, las reuniones familiares sirven para que cada miembro de la familia pueda dar su voz, su opinión o sus sentimientos y necesidades.
Las reuniones familiares no tienen por qué ser frecuentes. Pueden ser mensuales o trimestrales. Lo importantes es crear una atmósfera de igualdad y seguridad en la que todos los asistentes tienen derecho a hablar y dar su opinión. Para los hijos e hijas estos momentos son importantes, porque les aportan la sensación de que lo que dicen también vale y se tienen en cuenta.

Publicado por mamprendedora

Somos la comunidad de mamprendedoras: mamás, emprendedoras y super mujeres! Creemos firmemente que juntas somos más fuertes y esta comunidad está para apoyarse mutuamente y ayudarnos a crecer mutuamente. ¡Juntas somos más fuertes!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: