Cómo realizar un análisis de tus redes sociales

Raro es hoy en día el negocio que no tenga redes sociales. Su uso correcto nos permite darle más visibilidad a nuestro negocio y conectar con millones de personas. Una buena estrategia de redes sociales puede crear una diferencia inmensa en el número de ventas. Y para tener una buena estrategia es necesario realizar una auditoría de tus redes sociales de manera regular.
En este post dejamos los pasos más importantes.

Herramientas y consistencia

La mejor manera de mantener tu estrategia y eficacia de marketing en redes sociales perfecta, es ser consistente en cuando y cuantas veces realizas las auditorías de redes sociales (esto en realidad es aplicable a toda la estrategia de negocio en general y no solo a las redes sociales).

Es recomendable crearse bloques recurrentes a lo largo del año para analizar y examinar tus redes sociales, estrategias, objetivos etc. Al fin y al cabo quieres asegurarte de que vas por el buen camino.
Lo ideal es realizar un breve análisis al final de cada mes (si el tiempo lo permite) y realizar una auditoría completa al menos pasado cada trimestre.

En cuanto a herramientas, la belleza de las redes sociales es que las analíticas son gratuitas y están al alcance de nuestra mano con una gran variedad de datos.
Junto a las analíticas que ofrece cada red, existen algunas herramientas de terceros, pero lo más importante es contar con una plantilla en la que poder insertar todos los datos y así llevar auditorías organizadas.

(Si necesitas plantillas para auditorías y análisis, aquí puedes descargarte las nuestras de manera totalmente gratuita. Es una plantilla de Google Docs, cópiala y pégala en tu propio documento).

1. Esquema de todos los perfiles sociales

Cuanto más pequeño es un negocio, más fácil es realizar este paso, pero es necesario llevarlo a cabo de todas formas.
Se trata de realizar una breve búsqueda en la red para encontrar TODOS los perfiles de redes sociales que existen.
¿Por qué decimos esto? Bueno, si tienes empleados, es posible que alguno haya creado un perfil y tú no lo sepas. Pero incluso si tu empresa consta sólo de ti misma, a veces te puedes llevar una sorpresa. Es posible que alguien ajeno a ti haya creado un perfil (un troll, un cliente (in)satisfecho, alguien que ha cogido la misma marca que tu…). O incluso es posible que crearas un perfil hace mil años en alguna red y luego te olvidases. Para fines prácticos, haz una buena búsqueda.

¿Cómo buscar estos perfiles? Es una tarea un poco más ardua, pero lo ideal es meterse en cada red social independientes y hacer poner tu nombre o marca en el buscador.
También es recomendable buscar tu nombre o marca en Google, para poder hacer una auditoría de tu presencia online y averiguar, no sólo sobre la existencia de otros perfiles, pero también de la posibilidad de que alguien haya escrito sobre ti.
CONSEJO: Búscate en Google escribiendo el nombre entre comillas, ej: «mamprendedora», para recibir resultados más exactos.
Usa Google Alerts para que te lleguen alertas automáticamente cuando tu nombre o marca aparece en la red.

2. Análisis de marca y calidad

Ahora que ya tienes todos los perfiles en tu lista, se trata de revisar cada uno a través de una serie de preguntas para asegurarte de que
1. Todos los perfiles se ajustan a tu identidad de marca y
2. Todos los perfiles están en estado óptimo

La lista de chequeo es personal para cada una, pero las cosas básicas son:

  • ¿El perfil se ajusta a la identidad de marca en cuanto a colores, imágenes, foto de perfil, bio y tono de voz?
  • ¿Los enlaces en el perfil son correctos, necesarios y funcionan? ¿Tiene mejora?
  • ¿El perfil está verificado? ¿Lo debería estar?
  • ¿Quiénes tienen acceso al perfil? ¿Es necesario actualizar la contraseña?

3. Análisis de audiencia

Saber cómo es tu audiencia es esencial para poder crear al contenido más ajustado a sus gustos y preferencias, pero también para mejorar tus resultados.
Cada red social tiene una herramienta en la que poder revisar todas las analíticas. ¿Qué te dice de tus seguidores? ¿Tienes los seguidores que deseas? ¿Hay alguna zona geográfica que te convenga, pero no esté presente? ¿Cuál es su edad? ¿A qué horas están más activos en la red social?

4. Análisis de contenido

En primer lugar siempre es bueno revisar los números en su totalidad con las herramientas de cada red social: seguidores nuevos, seguidores perdidos, interacciones, likes, comentarios….
Si realizas este análisis de manera regular, esto te permitirá poder ver si tus resultados mejoran o empeoran a lo largo del tiempo. ¿Ha sido este mes mejor o peor que el anterior? ¿Cuál es la tendencia de los últimos meses?

Luego selecciona tus 5 mejores posts por red social.
Por supuesto qué métrica es la que elige los mejores posts es cosa tuya y varía dependiendo de tus objetivos y red social que estés analizando. Pero en general nos gusta recomendar usar la métrica de interacciones (engagement) para esto, pues nos muestra hasta qué grado tu posts ha resonado con tu audiencia.

  • ¿Qué tipo de publicaciones reciben los mejores resultados? ¿Artículos, vídeos, fotos…?
  • ¿Qué tipo de contenido tiene el mejor rendimiento? ¿El que tiene humor, consejos, visuales bonitos y estéticos?
  • ¿Es el mismo contenido el que mejor rinde en todas las plataformas o cada plataforma tiene su Top3 diferentes?
  • ¿Tus publicaciones van alienadas con tu identidad de marca?
  • ¿Con qué tipo de publicaciones nuevas puedes experimentar sabiendo todo esto?

Este análisis te permitirá poder ir creando cada vez publicaciones de mejor rendimiento. Los conocimientos que saques de este análisis los puedes emplear para crear y experimentar con nuevo contenido.

CONSEJO: Las analíticas y lo que dicen los datos deben guiarlo todo, pero no ser lo único. De vez en cuando olvida los datos en algún post y crea algo nuevo. Solamente experimentando y creando cosas nuevas podrás descubrir datos nuevos y diferentes maneras de cumplir con tus objetivos.

5. Frecuencia de publicación

Durante una auditoría de redes sociales también es importante revisar la frecuencia de publicación. (si no eres tú la que maneja sus propias redes, razón de más).

La frecuencia de publicación de puede indicar si tal vez tu audiencia está algo quemada y debas rebajar la cantidad y/o frecuencia de tus publicaciones o si, por lo contrario, publicas muy poco y no le estás sacando todo el jugo a la red.

También es una buena indicación de si tu frecuencia es regular o irregular.
Publiques mucho o poco, la regularidad de la frecuencia es importante para «agradarle» al algoritmo. Si publicas de manera demasiado irregular ( ej. 2 veces durante 5 días seguidos, luego 2 semanas nada, luego 3 días seguidos 4 veces…), entonces el algoritmo no sabe qué hacer contigo y directamente te desecha. Lo mismo ocurre con tus seguidores.

6. Rendimiento del canal

Ahora que ya tienes todas las métricas analizadas, viene la macro-visión de toda tu red social en todo su conjunto. Este paso es importante porque es el que te va a decir si te estás acercando, o no, a tus objetivos; que es lo que más nos interesa.
Dependiendo de los objetivos que tengas establecidos, puede que todas tus redes compartan el mismo objetivo o que cada red tenga su objetivo independiente.

Por ejemplo, ti tu objetivo es hacer crecer el conocimiento de marca ¿Cuánto ha crecido el número de tus seguidores? ¿Cuánto ha sido compartido tu contenido?
Si tu objetivo es aumentar las ventas ¿Cuántas ventas se han realizado a través de la red social? ¿Cuántas visitas ha tenido tu tienda o web a través del canal? ¿Cuántas preguntas has recibido sobre tus productos a través de este canal?
Si tu objetivo es fidelizar clientes y posibles clientes ¿Cuánto han participado activamente en tus publicaciones? ¿Contestan a tus preguntas? ¿Cuántos mensajes han mandado y has contestado rápidamente?

En muchos casos te puedes apoyar en herramientas de terceros como, por ejemplo, Google Analytics. De esa manera a tus métricas puedes añadir las visitas a tu web desde diferentes plataformas, las menciones que has tenido en todo Internet en general etc.

7. Tráfico a tu web / Blog

Aunque tu web y/o tu blog no sean una red social, puede ser interesante incluirles en esta auditoría para una estrategia más completa.

  • ¿Qué canal trae el mayor número de visitas?
  • ¿Hay suficientes visitas de buscadores? (mejorar el SEO)
  • ¿Qué posts del blog son los más populares y por qué?
  • ¿Cuál es el porcentaje de rebote en tu web?
  • ¿Qué parte de tu tienda online genera la mayor parte de salidas?
  • …….

Si tienes el tiempo o te lo quieres tomar para una estrategia de 360º, realiza este análisis para cualquier herramienta que uses. Tienda online, blog, e-mailing…

8. Fortalezas y Debilidades – Identificar mejores en la estrategia

Como en todo buen análisis, se deben sacar los aprendizajes y usarlos para mejorar la estrategia y los resultados en el futuro.

¿Qué ha ido especialmente bien? ¿Por qué? ¿Cómo lo podemos usar en el futuro? ¿Cómo lo podemos usar de diferentes maneras y seguir mejorándolo?

¿Qué ha ido peor? ¿Dónde hemos fracasado? ¿Por qué? ¿Cómo lo podemos mejorar, evitar o darle una vuelta de tuerca?

Ajusta tu estrategia a los nuevos aprendizajes. Re-diseña tus objetivos si es necesario.
Esta auditoría la haces para aprender y mejorar, así que no seas demasiado dura contigo misma. Manténte analítica y usa los resultados de la mejor manera posible.

Publicado por mamprendedora

Somos la comunidad de mamprendedoras: mamás, emprendedoras y super mujeres! Creemos firmemente que juntas somos más fuertes y esta comunidad está para apoyarse mutuamente y ayudarnos a crecer mutuamente. ¡Juntas somos más fuertes!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: